Por Damián Juárez
djuarez@cronica.com.ar

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, le respondió a Alberto Fernández, quien había dicho que la ciudad de Buenos Aires era "opulenta, desigual e injusta con el resto del país". Su réplica fue plantear que "si hay diferencias y desigualdad con la Capital debemos buscar que ese desarrollo llegue a toda la Argentina, porque nuestra idea es igualar para arriba".

El anecdótico contrapunto refleja los primeros chispazos entre un Rodríguez Larreta que quiere ser candidato en 2023 y el kirchnerismo, que ve en él una figura a cuestionar. Los cruces escalaron en los últimos días: el Ministerio de Educación nacional no aprobó su plan para escolarizar a 6.500 chicos en situación vulnerable, mientras el jefe de gobierno dijo que la reforma judicial no podía ser aprobada sin debate y que necesitaba mayores consensos.

En la Casa Rosada saben que, con un Mauricio Macri relegado a su rol en la FIFA y de hecho fuera del país, la figura que se recorta en Juntos por el Cambio es Rodríguez Larreta, cuyas mediciones en las encuestas de imagen arrojan excelentes números. Es por eso que desde el oficialismo comenzó un operativo para "limarlo" políticamente.

En su rol público, el mandatario porteño seguirá diciendo que apuesta al trabajo "coordinado y consensuado" con la Nación y la Provincia en el combate del coronavirus. Pero en la práctica comenzó el operativo de "desmarque" de la Rosada, ya que muchos dentro de la coalición opositora lo tildan de "tibio", palabra que justamente usó Patricia Bullrich para calificar a su sector en la interna.

Las elecciones legislativas están cerca en tiempos políticos y en Juntos por el Cambio ya se conforman las distintas tribus. Lo más interesante es que las internas no están planteadas entre el PRO, la Coalición Cívica y la UCR, sino que dentro del PRO mismo surgen un sector de "palomas", con Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal como referentes, y un sector de "halcones", referenciados en Macri y Bullrich. Cómo todos estos sectores vayan a ensamblarse es un misterio. Rodríguez Larreta y Vidal se ven como "el futuro" e imaginan que entre ellos dos surgirá el candidato presidencial para 2023. No habría interna. Quien mida mejor irá por la presidencia. Vidal, en caso de no ser ella, ve su futuro en la Capital Federal, como diputada nacional o como futura jefa del gobierno porteño. En tanto, para la provincia de Buenos Aires este sector tiene como candidato a gobernador al ex ministro de Seguridad Cristian Ritondo.

Mientras los nombres se siguen barajando, Rodríguez Larreta pareció dirigirse a Bullrich y a los "halcones" al sostener que "los ultras no nos llevan a ningún buen camino, los extremos son fanáticos y nos conducen a más peleas, y debemos buscar los actores con los que podamos dialogar y consensuar, y discutir ideas con altura". También aseguró que con Macri están "en el mismo espacio" y que "como oposición, nos mantenemos unidos, a pesar de que podamos tener matices". Son estos matices y la forma de resolverlos los que terminarán de moldear a la oposición, donde volvió Elisa Carrió y los radicales también piden pista.

Ver más productos

Descubrí estas tendencias imperdibles

Descubrí estas tendencias imperdibles

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Ver más productos