El Hospital de Clínicas confirmó que atendió en las últimas horas a "tres personas" con "signos de irritación" luego de que el abogado de la senadora nacional Cristina Kirchner, Carlos Beraldi, denunciara que un tóxico que dejaron tras el allanamiento al departamento del barrio porteño de Recoleta de la ex presidenta afectara a una empleada doméstica.

El domingo "aproximadamente a las 15" fueron atendidas en el nosocomio "tres personas con síntomas de irritación en vía aérea superior, piel y mucosas", informa el comunicado.

A los pacientes se les "realizaron los estudios correspondientes y tratamiento sintomático con buena respuesta clínica por lo que se les otorgó el alta hospitalaria con control ambulatorio".

"Un hecho de extraordinaria gravedad acaba de ocurrir en el domicilio de la calle Uruguay. Quien se dedica habitualmente de las tareas del hogar en ese domicilio, ingresó al mismo el día sábado 25 de agosto de 2018 por primera vez después que se practicara el allanamiento. Dado que el trabajo de limpieza requería una mayor profundidad, le solicitó a dos miembros de su familia que la ayudaran. Una vez en el interior del departamento, cuando estaban ordenando la ropa y limpiando los estantes en el vestidor del dormitorio de mi representada, sintieron mareos, fuerte picazón en la garganta y los ojos y dificultades para respirar. Como tales síntomas persistieron durante el resto del día, el domingo 26 de agosto próximo pasado concurrieron a la guardia del Hospital de Clínicas. Luego de efectuarse los controles médicos de rigor, se constató que las dolencias padecidas tienen como origen un tóxico de contacto, recomendándose evitar, por todos los medios, una nueva re exposición al mismo ambiente. Por esa razón mi representada decidió no regresar a ese departamento hasta tanto no se tenga una certera evaluación sobre el lugar y las cosas que fueron objeto de manipulación durante el allanamiento", había denunciado Beraldi.