Por Roberto Di Sandro
Decano de la Casa Rosada

A pesar de todos los esfuerzos que se hacen, no logró superar un flagelo indestructible: la inflación. 
El presidente Mauricio Macri -quien en sus dos últimos días en Villa La Angostura abandonó todo
descanso para recibir a ministros, legisladores, gobernadores y otras figuras de actualidad, algunas con absoluta reserva- reanuda su agenda con una visita a la Villa Olímpica y quizás alguna reunión de la mesa chica. En este encuentro se agendarán temas que deben solucionarse para llevarlos el martes a la gran reunión de gabinete que tendrá como sede la Casa Rosada, por lo menos es lo que se maneja hasta el momento. 

Desde todas las bocas que se acercaron a su descanso, el mandatario escuchó nuevas iniciativas. Todas construidas en base a un optimismo que no ceja en los que le rodean, pero que después se esfuman porque la economía se estanca; los reclamos son permanentes y se le vienen encima, ahora, los salarios de todos los gremios que ya no piensan en “el techo” del 15 por ciento o el 17 por ciento, sino como dijo alguien, “en superar el 25 por ciento y con el sistema gatillo”. Los empleados de Comercio, con Armando Cavalieri a la cabeza, ya superaron esa cifra.

En tanto, los precios suben. Las tarifas de los servicios no cesan de crecer. ¿Y entonces? Esta sección ha venido registrando en los últimos domingos noticias de reuniones, primicias de encuentros y en cada comentario la cosa se repite: hay algo que no encaja en los planes económicos y de allí los problemas.

Macri y Trump, a solas 
Llega Rex Wayne Tillerson, el secretario de Estado norteamericano. Viene a preparar con el
presidente Macri una “reunión reservada, a solas” -así se informódel mandatario argentino con su
par estadounidense. En Davos, lógico, cuando ambos se encuentren en el foro económico. Parece
que Donald Trump “quiere una entrevista a solas con su amigo Macri”, comentan los que saben
en los pasillos presidenciales. El funcionario de la Unión arriba a Buenos Aires “dentro de algunas horas”. Primicia de Crónica.

El Papa, en Chile
El Presidente directamente llamó a Patricia Bullrich y le sugirió la adopción “de estrictas medidas de seguridad, desde el lado argentino de la cordillera”, con motivo de la llegada del Santo Padre a Chile. Convocó a Villa La Angostura hace días a la jefa de Seguridad del país y estuvieron presentes también el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y un grupo de expertos en materia fronteriza. Hoy habrá otra reunión, también en el sector presidencial y precisamente se ha convocado a funcionarios de control en el despacho de Bullrich. Dicen que serán “multitudes de Argentinos” los que cruzarán la cordillera para ver al papa Francisco.

Breves y sabrosas 
La clásica sección incluye, es sabido, todo lo que no es real pero después se concreta y sorprende.
También, lógico, lo que es primicia pura. Por ejemplo: el gobierno dispuso un pacto con las
comunidades indígenas de “absoluta protección”.

Lo anunció el inistro de Justicia, Germán Garavano. Pero además adelantó, en la misma Sala de Periodistas, que “a fines de enero o en febrero” se conocerá el reemplazante de la renunciada procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó. “Hay muchos candidatos en el análisis que hace el Presidente”, alegó.

Ahora a los números: 
1) De un momento a otro, Estados Unidos dará a conocer el nombre del nuevo embajador en la Argentina. Le hicieron un llamado a Marcos Peña para anticipárselo. 
2) Lo de la palmera que cuesta más de 235.000 pesos -una locura- se paró. Habrá una donación, señalan los que saben. Algunos piensan por qué publicaron esa cifra en el Boletín Oficial. En fin. 
3) Un comentario escuchado casi al pasar en un pasillo de la Rosada: “¿Cómo es posible que ciertos sindicalistas tengan tanta plata?”. “No generalizar”, como dijo Luis Barrionuevo, y de pronto aparece una noticia que impacta: “Se compró una casa en San Ignacio, Punta del Este, que cuesta, 1.500.000 dólares”. “¿Quién?” Preguntamos: “Nicolás Dujovne”. “¿Quién, como dice?”. Telón. 
4) Hay dos menúes en el comedor rosado: uno para funcionarios y otro para los empleados. El primero vale más, porque contiene algunos alimentos caritos. El de los muchachos cuesta menos. No discriminen señores: que sea el primero, para todos y a precios módicos. 
5) El Instituto Juan Domingo Perón cumple la misión de recordar el pensamiento y obra del que fuera tres veces Presidente de la Nación. En un reciente curso realizado a tal fin se mencionó con objetividad lo consolidado en acciones sociales y en obras de reactivación. Su titular, Lorenzo Pepe, entregó diplomas tras el ciclo cumplido.
6) Ramón Ayala, el titular del sindicato los trabajadores rurales, entregó elementos necesarios para sus beneficiarios, como por ejemplo camionetas. “Estamos empeñados en darle solución a los problemas que puedan tener nuestros afiliados en beneficio del país”, dijo Ayala. Punto final
del bloque.

Vidal y el gran desafío
Fijaron una agenda de entrevistas. Por protocolo los viernes o sábados, ya en Casa de Gobierno o en la Residencia de Olivos. Por fuera de lo oficial, “todos los días y telefónicamente o por WhatsApp”.

Así cuentan los que están cercanos a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, acerca de las
entrevistas con el Presidente. En la última, allá en Villa La Angostura, que fue extensa y la realizaron sentados en cómodos sofás, resolvieron esa pequeña asignatura tras haber analizado la situación del país en todos sus aspectos. El más filoso, sin dudas, es el de la coparticipación federal. La provincia necesita recursos fundamentalmente por los convenios salariales, ya que los gremios del ámbito estatal se vienen en todo. Es el gran desafío de la dama gobernadora.

Así pasó un nuevo registro dominical de “Intimidades”.

Reanudaremos nuestro contacto con estas páginas en siete días y dos antes en la pantalla de Crónica TV. Chau.