Por Luis Mendoza
lmendoza@cronica.com.ar

Con amplio respaldo, el Senado aprobó este miércoles y sancionó las leyes del Presupuesto del Estado para 2018, de reforma tributaria y de prórroga del impuesto al cheque.

La reforma tributaria fue la primera que se votó en general, con el respaldo de 52 senadores oficialistas y de la mayoría de los justicialistas del interbloque Argentina Federal, mientras que se pronunciaron en contra 15, reunidos por la bancada del Frente para la Victoria-PJ y de otros espacios opositores.

Lucila Crexell, del Movimiento Popular Neuquino, se abstuvo. Los senadores votaron a continuación en particular los distintos capítulos y después las leyes de Presupuesto (54 a favor y 14 en contra) y de prórroga para el impuesto a las transacciones bancarias hasta 2022 (65 a favor, 2 en contra y 1 abstención).

La sesión especial comenzó poco después de las 11.30. La presidenta del cuerpo, Gabriela Michetti, le tomó juramento a Gladys González, quien se incorporó a la bancada de Cambiemos. Después de la ronda de cuestiones de privilegio y de cruces entre senadores de distintos bloques, el presidente de la Comisión de Presupuesto, Esteban Bullrich, defendió las leyes como miembro informante.

Debate

El senador bonaerense calificó como "nociva" la inflación, porque afecta "a más de cuatro millones de argentinos que están en la informalidad", y sostuvo como eje central de la acción de gobierno la reducción del déficit fiscal. Agregó que el gobierno reconoce la situación social y que por ello "aumentó la AUH a través de la incorporación de los hijos de monotributistas", y prevé incorporar "a 200.000 niños y niñas más".

Desde el kirchnerismo, la mendocina Anabel Fernández Sagasti anticipó el rechazo a las leyes económicas y calificó la sesión como "simulacro de debate" y "maratón del ajuste". El justicialista formoseño José Mayans reclamó que el ministro de Finanzas, Luis Caputo, y el director de la Anses, Emilio Basavilbaso, se presenten a brindar explicaciones. "Se venden acciones a la baja, al 50% de su valor y eso es corrupción. Cheque en blanco, a nadie", enfatizó.

Por su parte, la senadora oficialista por Tucumán, Silvia Elías de Pérez, puso de relieve que la reforma tributaria representa "un alivio fiscal" para provincias productoras. Como contrapunto, el senador justicialista Mario Pais afirmó que "hay medidas que han afectado a las economías regionales".

Luego expusieron posturas contrarias al paquete de leyes económicas el senador Adolfo Rodríguez Saá, por el Interbloque Federal, y Cristina Fernández de Kirchner, por el (FpV-PJ). En el cierre, el presidente del interbloque oficialista, Luis Naidenoff, destacó el acuerdo con los gobernadores y su correlato en el Congreso para avanzar con los consensos legislativos.

En esa línea se pronunció el jefe del interbloque Argentina Federal, Miguel Pichetto, quien rescató los cambios en los proyectos que lograron los diputados justicialistas.

Principales cambios

• Se prorroga hasta diciembre de 2022 el impuesto al cheque.

• Impuestos a bebidas: azucaradas (+8%); azucaradas de limón (+4%); cervezas (de 8% a 17%); vinos y los espumantes (al final, sin cambios).

• El impuesto mínimo para los cigarrillos será del 70%. • Transferencia de inmuebles: se deja de aplicar para la primera vivienda y se aplica un 15% en la segunda vivienda.

• Autos y motos de gama media baja de 10 a 0% y subirán de 10 a 20% para aeronaves, embarcaciones y motos de alta gama.

• Se aplicará un mínimo no imponible de $12.000 para contribuciones patronales, que se pagarán por el exceso de ese monto salarial.

• Sube de 4 a 5% la alícuota en la telefonía móvil.

• Bajarán de 17 a 0% la alícuota para productos electrónicos.

• Indemnizaciones de “cargos directivos y ejecutivos de empresas públicas y privadas” se gravarán en Ganancias si exceden los montos indemnizatorios mínimos.