El bono que el gobierno prometió para los jubilados y beneficiarios de asignaciones sociales todavía no fue reglamentado, por lo que su verdadero alcance sigue en duda.

Este domingo, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, aseguró que el beneficio (que será de $700 por única vez para los jubilados que tienen 30 años de aporte, de $375 para los que no y de $400 para quienes perciben la Asignación Universal por Hijo) “alcanzará a casi 9 millones de personas”.

Es decir, que habrá otros ocho millones de los afectados por el cambio de fórmula que ni siquiera recibirán esa ayuda. Además, los especialistas señalan que quienes sí perciban ese ingreso extra, destinado a compensar el trimestre que no tendría aumento de sus haberes, solamente cubrirá uno de esos tres meses, sin tener en cuenta los otros dos.

Por último, al no sumarse formalmente al haber jubilatorio, no será tenido en cuenta para los aumentos futuros ni aguinaldos. Es decir, que los jubilados que perdían casi $7.000, perderán ahora $6.250.