Por Luciano Bugner 
@lucianobugner 

Vicente López, terreno conocido por la familia Macri, fue el lugar elegido para el cierre de campaña de Juntos por el Cambio. El clásico estilo de acto 360°, canciones festivas de moda y un auditorio que colmó la modesta capacidad del lugar, fue el contexto que tuvo a Mauricio Macri en el centro de la escena.

En compañía de intendentes, precandidatos a diputados y María Eugenia Vidal, el Presidente apeló, nuevamente, a la emotividad y rogó "por favor" el apoyo en las urnas. La gobernadora, a cargo de una provincia con 17 millones de habitantes, pidió en tanto "no bajar los brazos".

Los mil lugares del microestatio del Centro Asturiano se completaron. Las almas que llegaron hasta Libertador al 1000 se acomodaban en las sillas mientras la música acompañaba sus movimientos. Paula Londa, Agapornis, Jimena Barón y Daddy Yankee, salían desde los parlantes para dar el marco de festejo que Cambiemos -"Juntos por el Cambio" en las próximas listas- busca dar de cara a las primarias.

El micrófono lo abrió el intendente local, Jorge Macri, tras el "no me arrepiento de haber venido hasta acá", que inmortalizó Jóvenes Pordioseros. Las palabras del jefe comunal tuvieron un solo destino: la lista completa. Y para ello protagonizó una particular frase. En boca de Jorge Macri, en las primarias hay que votar "al gato, a la leona y al gatito".

Cristian Ritondo, primer precandidato a diputado de Juntos por el Cambio, tomó la palabra en segundo turno. Su breve discurso giró en torno de "las peleas al narcotráfico y las mafias", ejemplificando con los búnkers que tiraron abajo, siendo él partícipe directo como ministro de Seguridad bonaerense.

En alusión al kirchnerismo, Ritondo trazó diferencias entre las gestiones y ejemplificó con el fútbol: "Ellos los mandaban a los mundiales (por los barrabravas), nosotros los mandamos a la cárcel". Desde las gradas bajaba un exultante "Sí se puede", acompañado por los invitados de primera línea, entre ellos, Martín Lousteau, Horacio Rodríguez Larreta, Marcos Peña, Federico Salvai, María Luján Rey y Miguel Ángel Pichetto, uno de los más ovacionados.

El tercer orador fue Daniel Salvador, compañero de fórmula de Vidal. Recurriendo a lugares comunes, el dirigente radical recordó que "recibimos un país aliado solamente con Venezuela". "Vamos a terminar con el populismo como en el 83 terminamos con la dictadura", agregó, algo polémico.

La más aplaudida en el municipio del norte del conurbano fue la gobernadora, María Eugenia Vidal. "Ahora no podemos bajar los brazos, porque nos merecemos más. Si no los bajamos después de tantos años de mentira, abandono y soledad, no los podemos bajar ahora. Mi corazón está en esta provincia, por eso, les tengo que pedir hoy que ahora me sigan sosteniendo la mano, como lo hicieron estos tres años y medio", fueron sus primeras palabras. Tras un rápido repaso de obras ("no es sarasa, son hechos"), Vidal rememoró el "voto valiente" del 2015, cuando "dejamos atrás esa indiferencia, esa resignación, esa desidia, ese abandono, esa soledad, para demostrar que se podía".

A las 19.49 fue el turno del Presidente. En las PASO "definimos el futuro del país para siempre", comenzó diciendo. Las primeras palabras estuvieron dirigidas a Vidal, quien "cuando está convencida es una topadora". Emocionado hasta las lágrimas -la gobernadora también mostró su rostro conmovido-, Macri justificó la escena de manera irónica: "Tal vez estoy más sensible hoy porque es el Día del Gato".

"Juntos somos imparables", agregó Macri, quien pidió, dos veces, "por favor" por el voto en las primarias. El domingo  el electorado le dará su veredicto a ese pedido.

Ver más productos

La iglesia recuerda hoy a San Pablo de La Cruz.

La iglesia recuerda hoy a San Pablo de La Cruz

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

Francisco sacó al jefe de su custodia

Francisco sacó al jefe de su custodia

Ver más productos