El secretario de Planificación del Ministerio de Transporte, Germán Bussi, sostuvo que es "simplemente una tema administrativo menor" el decreto de facultar de clausurar ramales ferroviarios, por lo cual negó que se vayan a cerrar vías troncales, ya que se "está recuperando el ferrocarril en serio".

Bussi, quien alertó que "todo el sistema ferroviario está degradado", explicó que el decreto 625 -publicado el martes- establece que el presidente Mauricio Macri delegó al ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, la facultad de cuando "hay que sacar cualquier vía, termine en un trámite administrativo".

En diálogo con radio La Red, el funcionario negó que la resolución sea para cerrar ramales ferroviarios, ya que antes para "sacar 100 metros de vías, había que sacar un decreto presidencial".

Sobre este punto, Bussi explicó, que por ejemplo, en alrededores de estaciones de pueblos del interior donde hay antiguos tanques en donde las locomotoras a vapor hacían las cargas de agua, por alguna obra actual de alguna intendencia, se tiene que sacar vías en ese sector, había que aplicar la norma del Presidente para retirarlas. "Simplemente es un tema administrativo menor, la ley actual establece que cuando hay que sacar cualquier vía del país, el retiro de esa vías tienen que terminar en un trámite administrativo, que antes culminaban en un decreto presidencial", subrayó Bussi.

Añadió: "Queremos destacar que esto es meramente administrativo, no es un tema político. De alguna manera entendemos que la redacción técnica puede causar preocupación ya que faculta a algo que parece sonar a lo que pasó en su momento cuando se hablaba de que 'ramal que para, ramal que cierra'".

De esta manera, Bussi explicó que se delega a Dietrich "la facultad de clausurar ramales ferroviarios en forma definitiva y proceder al levantamiento de las vías y demás instalaciones ferroviarias".

Tras señalar que el gobierno kirchnerista "desactivó muchas áreas ferroviarias", Bussi manifestó: "Nosotros estamos recuperando el ferrocarril en serio, estamos haciendo muchas cosas para que esa infraestructura que hoy en gran parte está totalmente degradada, sirva para la función estratégica que tiene que cumplir el ferrocarril".

En ese sentido, mencionó la reactivación de obras para "mejorar" el tren de carga de Salta, Tucumán, Jujuy, norte de Santiago del Estero y Chaco hacia los puertos, como la línea San Martín desde Mendoza y San Juan hacia Buenos Aires. Al ser consultado si se cerrarán ramales, el funcionario respondió: "Se está recuperando la troncalidad y no estamos desactivando vías pasantes".

En el decreto 652/2017, publicado en el Boletín Oficial, se establece que "los rieles, durmientes, aparatos de vías y el resto de los bienes muebles que compongan la infraestructura ferroviaria ubicada en el sector que se resuelva remover, quedarán en poder de la Administración de Infraestructuras Ferroviarias Sociedad del Estado (ADIF)".

La medida se dispuso conforme lo establecido por la Ley 26.352, que en 2008 creó a esa Sociedad y a la Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado, y que asigna a la ADIF "la administración de la infraestructura ferroviaria, de los bienes ferroviarios concesionados a privados cuando finalice la concesión, o de los bienes muebles que se resuelva desafectar de la explotación ferroviaria".