Por Roberto Di Sandro
El Decano
71 años en la Casa Rosada
rdiosandro@cronica.com.ar

Inflación: 50%; desocupación 9,1% (más de un millón ochocientas mil almas); industria: casi 50% menos; consumo: supera todo lo previsto; precios: aumentan a diario; inseguridad: cada vez es mayor; pymes: miles y miles de locales cerrados; dólares y Riesgo País, por las nubes. Este es el básico panorama que vive el país. Cada vez crece más la inestabilidad. No hay forma de parar la inflación. El gobierno busca todo los caminos, pero parece que no hay la suficiente capacidad como para darle solución al desasosiego popular. No hay alivio. Y de pronto surgen expresiones que dejan pensando en un verdadero desconcierto dentro del razonamiento del Poder Ejecutivo: "Estoy caliente". Sí. Así se expresó hace algunas horas el presidente de la Nación. Y añadió: "Sí, estoy caliente por la mentira". Argumentó enseguida: "Dicen que no queremos crecer...". Y embistió con un "¿quién no quiere crecer?". El enojo fue seguido por una breve sonrisa, bien nerviosa, que dio motivo para rápidas respuestas del "otro lado de la vereda política". Por ejemplo: "¿Usted está caliente, señor Presidente...? ¿Y el pueblo, que no llega a fin de mes por su programa socioeconómico...?". Otro núcleo fue más directo: "Cálmese, enfríese y aplique alguna medida para que la gente pueda vivir". Estos mensajes fueron llegando a la Casa Rosada por diversos conductos. Y, por supuesto, a través de Twitter y dentro de toda esta tecnología que describe los más mínimos detalles que se difunden dentro de la sorpresa general. Nadie se salva de leer cualquier tipo de situación y de lenguaje. Claro que, sumado a este clima crítico que vive el país, el cual se agiganta día a día, también se agrega el razonamiento presidencial y, para colmo, simultáneamente (tendrían que pensarlo antes), una apreciación sorprendente del ministro Dujovne: "El país comenzó a crecer". Algunos sectores de la sociedad enviaron también ciertos WhatsApp, tuits y todo lo que se viraliza, dejando traslucir un cierto desconcierto "mental" del excelente periodista convertido en ministro que dice saber de economía.

En medio de todos estos pesares descritos asoma, una vez más, la figura de la simpática dama que no tiene pelos en la lengua y dice lo que se le da la gana: Lilita Carrió. Lo calificó de "imbécil" al titular de Justicia, Germán Garavano. Mientras tanto, se realizan todo tipo de reuniones para ir avanzando hacia las elecciones en octubre. Muchos encuentros en Olivos con todos los sectores. Nadie dice nada de quiénes van, pero Crónica algo sabe. Enseguida lo registramos.

Dicen que no, pero sí

Ni bien se conoció el calificativo de "imbécil" dirigido por la Carrió a Garavano, en Olivos hubo encuentros. El Presidente, cuentan, se mostró bastante enojado. Macri apoya al ministro, que quiso renunciar varias veces y no lo dejó. Ahora parece que convocó a los dos. El hermetismo es tan grande que nadie supo si los tres se sentaron en alguna oficina de Olivos. Preguntamos y nadie contesta. Sin embargo, algunas voces creíbles le dijeron a Crónica que "puede ser", y hasta dieron datos sobre intercambio de llamados telefónicos "entre los tres". Comentan esas voces que Lilita, con sus chanzas, no le dio demasiada importancia a lo dicho y chicaneó con otras expresiones para crear un clima de cierto humor. Lo publicamos porque les damos fe a quienes nos dan una mano informativa. De cualquier forma, en algún momento del hermético encuentro hubo ciertos conceptos para que algunas faltas de respeto se terminen.

El gran documento

El camino hacia la información de la Casa Rosada no es fácil. Hubo contactos directos con los ministros porque se accedió a dar conferencia de prensa al terminar la reunión de gabinete. Hablar con el Presidente es imposible. Parece que tiene a sus medios y lo que anunció en la campaña sobre hacer reuniones con los cronistas quedó en el recuerdo. Sin embargo, eso sí, se puede transitar por la casa, y la circulación vale porque, alguna vez, con "alguien" se contacta. De allí que hemos sabido que el jefe de Gabinete se ha convertido en una especie de jefe de la "construcción de un gran documento del gobierno" que se dará a conocer antes de mayo. Allí ponen su marca dirigentes de todos los sectores que integran Cambiemos -los radicales con más fruición- y se escribirá qué ha pasado en el país en estos últimos tres años, pero también incluyendo "la herencia" recibida. Quieren mostrar futuras medidas de alivio, pero "con hechos sobre la marcha". Todo tiene mucho que ver con los comicios, en relación con los cuales la imagen presidencial cada vez pierde más respaldo, mientras que aumenta la de la ex presidenta Cristina Fernández y ahora se suma -ya lo están midiendo día a día- la de Roberto Lavagna. Sobre este particular, el gobierno, como dijo esta sección la vez pasada, envía al Fondo Monetario Internacional un relevamiento casi periódico de cómo andan los números de Macri, de la ex Presidenta, de Vidal (también crece más que el mandatario) y ahora de Lavagna. Se vienen tiempos de mucha información. Que sean reales y nada de vender pescado podrido. El documento que se está elaborando supera las treinta páginas.

Breves y sabrosas

Dos que lo miran con cara de pocos amigos son Sica, el ministro de la Producción, y Etchevehere, el de Agroindustria. El que recibe los flechazos de fuego es el presidente del Banco Central. Aquellos dos dicen que "el del Banco desconoce lo que pasa con la operación cambiaria". Se lo han dicho al presidente Macri. El mandatario observa. Qué pasará. Así damos inicio a este segmento de Intimidades, donde se dice lo que no se dice. Hay más. La Mesa de Enlace, ¿se acuerda? Vuelve a funcionar. Está Eduardo Bussi, quien arma, junto a los otros, reuniones con los funcionarios. Ya llegaron hasta las mismas barbas de Macri. Si tomaron mate con él, nadie lo dice, pero Crónica lo supo: Olivos fue testigo. Sigo.

Un abrazo muy grande para Bernardo Gonzalves, nuestro colaborador. Perdió a su querida madre hace algunas horas y el sentimiento de todos sus compañeros es para él y su familia. Vamos, gordo, a no aflojar.

Y esto: La economía se desmorona por todos lados. El Indec no miente y lo publica. De pronto, el Ministerio de Hacienda lo descoloca. Señala que "el empleo se recupera". Alguien fue directo: "Es el Indec de Dujovne". No mientan más, por favor.

La recomendación se repite: "Vayan juntos". Se lo dicen con respeto al Presidente cuando quiere ir a tocar timbres. Al hablar de juntos mencionan, lógico, a la que sin duda es bien recibida y lo supera en imagen: María Eugenia Vidal. Doble sorpresa. Primero cuando dijo "estoy caliente" y rechazó todas las críticas que se hacen sobre su gestión y la otra, el asombro de mirarle los tobillos y ver que tenía una media de un color y la otra de otro. Alguien apuntó: "Lo vemos medio extraño al Jefe". Lo de caliente causó asombro, porque el pueblo es el que se está quemando por los bajos salarios, y en cuanto a las medias, tenía razón: se conmemoraba el Día Mundial del Síndrome de Down y Macri remarcó: "Me puse esto porque la diversidad es algo maravilloso y nosotros no tenemos que dejar a nadie atrás". Vale.

China es el país mimado. Todos los hombres del gobierno, en especial los que están en el comercio, viajan con ese destino. Esta vez le toca al ministro más ecuánime y dialoguista: Rogelio Frigerio. Se embarca la semana que viene.

Ahora, un cariñoso abrazo a nuestro compañero Jorge Cicuttin. Cumpleaños. Felicidades y siempre firme. Fin del bloque.

España quiere invertir

Mañana los Reyes de España estarán con el presidente de la Nación. Se reunirán en la Casa Rosada y hablarán de temas vinculados exclusivamente a sus dos países. Pero lo importante es el contacto que tendrá el mandatario en el curso de los días siguientes con los empresarios españoles que acompañan a los monarcas. Allí se anunciará la puesta en marcha de una serie de premisas tendientes a ampliar el comercio y, en especial, la inversión de diferentes fases de la industria española en tierra argentina. El encuentro, que ha suscitado una importancia superlativa, quedará clausurado con un mensaje del presidente Macri, quien hará conocer, quizás en ese instante, una serie de disposiciones relacionadas con los esfuerzos argentinos de lograr la ampliación del mercado con todo el mundo, y en especial con España, al que se agregarán productos esenciales. El próximo domingo estaremos nuevamente en estas páginas y el miércoles, junto a Jorge Cicuttin, en Crónica HD, a partir de las diez y media de la noche. Que la pasen bien esta semana.