Los ministros de Hacienda y de Finanzas, junto con el diputado Laspina.

Por Luis Mendoza 
lmendoza@cronica.com.ar 

Los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne, y de Finanzas, Luis Caputo, defendieron ayer en la Cámara de Diputados el Presupuesto del Estado para 2018, ratificando los lineamientos de la política económica del gobierno nacional. Fue un paso sin sobresaltos para los funcionarios en la apertura del debate por la llamada “ley de leyes”, con algún momento de tensión cuando Dujovne cruzó al diputado y ex ministro de Economía Axel Kicillof.

“Al haber empezado a resolver los problemas que nos dejó el actual diputado Kicillof, estamos logrando que la economía pueda volver a generar inversión, crecimiento y empleo”, replicó el ministro después de escuchar la catarata de críticas y objeciones planteadas por el diputado del Frente para la Victoria por el Presupuesto y la marcha de la economía, en el marco de la reunión de la Comisión de Presupuesto, presidida por el diputado Luciano Laspina.

En respuesta a las críticas que plantearon varios diputados opositores por el nivel de endeudamiento, Caputo detalló que la deuda pública, al 31 de agosto último, llega a los 302.700 millones de dólares, y que de ese total, el 70% corresponde a títulos públicos. Agregó que la idea es que en el futuro haya más deuda en pesos interna y menos en dólares.

Si bien reconoció el aumento de la deuda, dijo que es “sostenible” y que proporcionalmente es menor a la de otros países de la región. Por su parte, Dujovne adelantó que se presentarán en Diputados los ministros Juan José Aranguren y Guillermo Dietrich, para referirse a la futura baja de subsidios en energía y transporte.

En otro pasaje, el diputados del PRO, Nicolás Massot, admitió que el Presupuesto podría votarse después del 10 de diciembre, cuando asuman los legisladores electos el 22 de octubre. “De los últimos 14 presupuestos aprobados, hubo siete que se sancionaron entre noviembre y diciembre, con posterioridad a la fecha de elecciones”, recordó.