A las críticas internas que salen desde la misma CGT se sumó la mirada del gobierno que, de la mano de Rogelio Frigerio, tildó a la convocatoria del próximo martes como “totalmente extemporánea”. El ministro del Interior atribuyó esta protesta a una “crisis de conducción” en las centrales obreras. El presidente Mauricio Macri también se manifestó en contra de la movilización del 22 de agosto.

Lo que está viviendo el sindicalismo es también una transición en su conducción, que le hace cometer algunos errores, por ejemplo una marcha extemporánea cuando la economía, después de mucho esfuerzo, se está poniendo de pie”, dijo Frigerio en radio Mitre.

En esa línea, el funcionario reiteró que “en este momento, a tres días de la elección, ratificar una marcha, tiene que ver, entiendo yo, con la crisis de conducción que están viviendo también las centrales obreras en nuestro país”.

Además, según Frigerio, “si uno les pregunta a los sindicalistas con quién tienen más posibilidad de diálogo, no tengo dudas de que van a decir que con el gobierno de Mauricio Macri”, ejemplificando con que el miércoles “tuvimos un almuerzo con los representantes de los trabajadores del sector energético. Estaban Hugo Moyano, Lingieri Mangone. Esta fue una reunión más de las innumerables reuniones que hemos tenido con los trabajadores”.

Por su parte, Mauricio Macri dijo: “Mi reacción ante la noticia fue de sorpresa. Tuvimos una elección el día domingo, los argentinos han ratificado esta vocación de cambio, el apoyo a lo que estamos haciendo como gobierno”. Desde la quinta de Olivos, el Presidente aclaró que “ese grupo de gremios, porque no son todos, ha perdido la capacidad de escuchar y entender lo que está pasando en la Argentina”.

Hubiese esperado de los gremios una actitud de decir ‘vamos a acompañar, vamos a trabajar juntos en hacer que el país crezca aún más rápido y durante muchos años, para que todos tengamos las respuestas que merecemos’”, señaló Macri.

Radicales se suman

Las críticas a la movilización también llegaron desde un aliado de Cambiemos: la Unión Cívica Radical. Mario Negri, presidente del bloque de diputados por la UCR, afirmó que la protesta “pareciera más una estrategia de campaña” de la candidata a senadora nacional Cristina Fernández que “una lectura acertada de la realidad. La CGT corre un grave riesgo de confundirse en una estrategia sin salida”. Para el legislador, “la marcha de los gremios programada para el próximo martes parece más una respuesta al resultado de las PASO que a los problemas de la economía”. En un comunicado de prensa, el jefe del radicalismo en la Cámara Baja enfatizó que la convocatoria de la central sindical “va en sentido contrario de lo expresado por la gente, que dio un voto de confianza para continuar poniendo el esfuerzo en resolver estos problemas”.