Por Luis Mendoza 
lmendoza@cronica.com.ar 

El sorpresivo anuncio de la senadora kirchnerista Silvina García Larraburu de su voto de rechazo a la legalización del aborto, conmocionó este domingo a todos los espacios políticos, por lo que parece irreversible que el miércoles próximo se caiga el proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).

"Como está actualmente la situación es que yo voy a votar en contra; estas semanas también se inclinó la balanza a partir de lo que fui escuchando, cómo se dio el debate, que también tiene que ver con mis convicciones más íntimas", fundamentó la senadora del Frente para la Victoria-PJ, en declaraciones a radio Mitre.

Dijo que "el proyecto es malo" y que "tiene que ver con intereses económicos foráneos, que están impulsando y que han puesto muchos recursos para que se dé este debate", y agregó: "El peronismo nunca fue abortista". De tal forma, se rompió la unanimidad que había anticipado la bancada referenciada en la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, sobre la postura de sus 9 integrantes, restando una adhesión que descontaban los que respaldan la iniciativa.

Aclaró que en FpV-PJ conocían de su "incomodidad" con el tema. También explicó que la foto de todos los integrantes del bloque difundida el 14 de junio, con el anuncio del respaldo por unanimidad a lo aprobado por la Cámara baja, corresponde a un encuentro anterior a ese día y por otro motivo.

Sobre la postura de Cristina Fernández, señaló que "ella durante todo su tiempo de gestión, con mucha inteligencia y conocimiento de lo que significaba este tema, no habilitó el debate. Es una persona que tiene quizá la altura intelectual para haber entendido que esto iba a provocar esta crisis social que estamos viviendo", agregó.

"El cambio de voto de García Larraburu es una noticia muy desalentadora", reconoció este domingo la diputada macrista Silvia Lospennato, una de las que más batalló en la Cámara baja para que hubiera media sanción. Tras ese golpe, darán en el mediodía del lunes una conferencia de prensa, un último intento por lograr la superviviencia del proyecto.

Cuadro de situación

Con el anuncio de la senadora García Larraburu, la suerte del proyecto en debate parecería sellada, pero desde el espacio que pugna por la sanción de la norma, aún con modificaciones, seguirán trabajando hasta el miércoles para evitar la caída de la norma y su archivo, por lo menos hasta el próximo período de sesiones ordinarias.

Si los que anticiparon su rechazo a la iniciativa -según sondeos periodísticos sumarían 37 votos- están en la sesión a la hora de la definición, será irreversible el resultado. En el espacio que milita a favor de la legalización del aborto -los conteos les asignan 31 votos- guardan la esperanza de ausencias y de las abstenciones, aunque en este segmento solo se anotó la neuquina Lucila Crexell.

En un escenario de empate, el voto de la vicepresidenta y titular del senado, Gabriela Michetti, inclinará la balanza para el rechazo.