Por Luis Mendoza 
lmendoza@cronica.com.ar 

Con el claro objetivo de evitar críticas, polémicas y el pedido de interpelación para el ministro de Defensa, Oscar Aguad, y de juicio político y renuncia para la titular de la cartera de Seguridad, Patricia Bullrich, el bloque oficialista en la Cámara de Diputados optó finalmente por no solicitar una sesión especial para este miércoles, como estaba previsto en un principio para tratar decenas de proyectos consensuados.

Los referentes legislativos de Cambiemos evaluaron que no sumaba una sesión que en su apertura iba a estar saturada de discursos opositores por la desaparición y búsqueda del submarino ARA "San Juan" y la muerte del joven Rafael Nahuel, en medio de un reciente episodio de represión de fuerzas federales de seguridad en la localidad rionegrina de Villa Mascardi.

Diputados del macrismo, de la Unión Cívica Radical y de la Coalición Cívica coincidieron en esa postura, con lo cual se cayó la última sesión del año del actual período ordinario, dejando el temario previsto para su eventual inclusión en la convocatoria a extraordinarias, que se formalizará en los próximos días.

Entre los temas pendientes de tratamiento y en los que había consenso entre los distintos bloques, se encontraban los proyectos por la nueva Ley de Alquileres, el que apunta a impedir que candidatos a legisladores nacionales condenados por la Justicia se presenten a elecciones y el que busca penalizar el acoso sexual callejero, entre otros.

Recálculo
El oficialismo definirá en los próximos días la reformulación de la agenda legislativa a tratarse en el Congreso hasta el 9 de diciembre con la actual composición de ambas cámaras y la que se propondrá a partir del día posterior, con el nuevo Congreso.

Cabe indicar asimismo que el martes prestarán juramento los 130 diputados nacionales electos el 22 de octubre pasado, con un crecimiento en el interbloque de Cambiemos, que sumará 108 bancas propias, colocándose a 21 del quórum reglamentario.