Este sábado, en horas de la tarde Gendarmería realizó, a pedido del juez federal Claudio Bonadio diferentes excavaciones en una propiedad del empresario Lázaro Báez, ubicada en Santa Cruz para determinar si allí hay dinero oculto.

Estas tareas fueron llevadas a cabo en la localidad de Cruz Aike, a 70 kilómetros de El Calafate, en el marco de la investigación conocida por los cuadernos en donde se detalla el presunto pago de coimas en la obra pública durante la gestión kirchnerista.

Luego de un llamado al número que otorgó el Ministerio de Seguridad, al frente de Patricia Bullrich, en el cual se puede denunciar información relacionada a la causa o la posible ubicación de dinero, Bonadio decisión llevar adelante la citada inspección con el fin de determinar si hay plata enterrada, como advertía la mencionada denuncia.

En la misma tres personas habrían indicado que el dinero estaría enterrado y aseguraron saberlo porque participaron de la construcción del pozo que luego se utilizó para esconder la plata.

De esta manera, de la excavación y durante las diferentes tareas participaron cerca 20 personas, de las cuales figuran miembros de Gendarmería y representantes de Vialidad Nacional y quienes manejan la retroexcavadora y el camión cisterna.