El secretario de Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro, llamó hoy a la "responsabilidad" de los dirigentes convocantes a la movilización de esta tarde en la avenida 9 de Julio, pidió que la protesta se desarrolle "en paz" y dijo que la Policía de la Ciudad actuará sólo en caso de que produzcan episodios de violencia.

"Estaremos distribuidos en grupos de contención. Evitamos el choque cuerpo a cuerpo pero nuestro límite son los violentos y, en este caso, la policía va a actuar", dijo el funcionario porteño en declaraciones a radio Continental.

En ese sentido, D’Alessandro remarcó: “Apostamos a la responsabilidad de los dirigentes de que sea una manifestación en paz. En nosotros cae la responsabilidad de cuidar a los vecinos de la ciudad, a los que ingresan a la ciudad a trabajar,  a los que se manifiestan y a los bienes. Nuestro límite van a ser los violentos".

El secretario de Seguridad explicó que, mientras se desarrolle la movilización, se realizará un "seguimiento con cámaras y un sistema de video, vigilancia aérea con helicópteros y un globo", aunque -ante una consulta- no quiso precisar la cantidad de efectivos que participarán del operativo de seguridad.

Destacó que el "grueso" de las organizaciones convocantes aceptó sentarse a una mesa de diálogo previa con las autoridades del gobierno porteño para definir las cuestiones de organización y seguridad, excepto los partidos de izquierda que "no han querido participar".
En esas reuniones, según explicó, se acordó que los micros se estacionarán sobre la avenida 9 de Julio "para el lado sur, hasta San Juan, y para el lado norte hasta Corrientes, pero después de la avenida Córdoba estará todo liberado".

Por último, aclaró que "la única seguridad que nosotros aceptamos y reconocemos es la que da el Estado y no existe otra seguridad que la que brinda la policía de la ciudad" de Buenos Aires.

Fuente: Télam