La polémica por el cobro de la atención médica a los extranjeros en Jujuy y la intención del gobierno nacional de discutir una ley para todo el país generó una fuerte tensión.

Primero la Cancillería boliviana, y ahora el presidente Evo Morales, se expresaron para aclarar la posición del país del altiplano.