El secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, confirmó el viaje de familiares de caídos en las Islas Malvinas hacia el cementerio de Darwin, donde pondrán nombres a las tumbas identificadas por la Cruz Roja en el último año. "Se trata de un viaje de carácter humanitario. En Darwin habrá un acto con mucha emoción, que incluirá un oficio religioso, el descubrimiento de las tumbas con sus respectivos nombres y un homenaje militar con gaitas, así como el reconocimiento de los caídos en su carácter de héroes", detalló el funcionario en declaraciones a radio Mitre.

Pese a que los familiares habían reclamado permanecer durante al menos un día en el territorio ocupado por los piratas británicos, el gobierno nacional también confirmó que el regreso hacia el continente se dará en el mismo día. "Es un viaje muy emotivo, que esperamos durante muchos años. Hay muchas personas muy grandes que lo van a hacer, y es muy poco tiempo para poder procesar todo lo que significa", le había dicho a Crónica María Fernanda Araujo, presidenta de la Comisión de Familiares de los Caídos en Malvinas.

Viajarán unas 240 personas dentro de la comitiva que encabezará el homenaje a los combatientes argentinos muertos durante el conflicto bélico en el Atlántico Sur. Además de los familiares, lo harán funcionarios nacionales y representantes religiosos.El viaje será el próximo lunes, 26 de marzo, para poner las placas de cerca de 90 nombres de los identificados, de un total de 237 cuerpos que permanecen en el territorio ocupado.

Viajarán a las Islas un total de dos familiares por cada uno de los combatientes identificados por la Cruz Roja, gracias a la comparación del material genético entregado por los interesados con las muestras recogidas tras la exhumación de los cuerpos.

¿Habrá más vuelos?

La semana pasada, el canciller argentino, Jorge Faurie, se reunió con el embajador del Reino Unido, Mark Kent, para dialogar sobre este acto de homenaje y respecto de las negociaciones para ampliar la conexión aérea con el archipiélago. Ese es el principal punto del acuerdo firmado por el gobierno de Cambiemos con sus pares británicos para "mejorar la conectividad" y dar un nuevo marco a la relación.

Pese a las buenas intenciones, por el momento no hubo avances significativos en ese campo, dado que los vuelos deben partir desde el exterior, hacer escala en Argentina y luego llegar a las Islas. Conseguir esas rutas aéreas y generar un sistema rentable sería la principal traba para avanzar.