La titular de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Fernanda Raverta, afirmó que el objetivo del organismo previsional es que "ningún jubilado pierda capacidad de compra y pierda contra la inflación".

En ese sentido, añadió que con el último aumento de movilidad y el refuerzo mensual "las jubilaciones mínimas aumentaron por arriba de la inflación casi ocho puntos, un 7,9%". En paralelo, en la tarde de este jueves el Indec informó que la inflación de julio fue del 7,4%.

Con el incremento de 15,53% previsto por la fórmula de movilidad, anunciado el miércoles por Raverta junto con el ministro de Economía, Sergio Massa, la jubilación mínima pasará de $ 37.525 a $ 50.353 a partir de septiembre, mientras que las dos jubilaciones mínimas aumentarán de $ 75.050 a $ 90.705.

"Lo que estamos haciendo es poniendo en marcha una estrategia que nos permita garantizar lo que nos propusimos cuando asumimos el conducir el organismo que es que ningún jubilado pierda capacidad de compra y pierda contra la inflación", aseguró Raverta esta mañana en diálogo con la radio AM 750.

 

A este aumento, que alcanza a 16 millones de jubilados, se le sumará un refuerzo mensual de hasta $ 7.000 pesos que se pagará en septiembre, octubre y noviembre hasta el próximo incremento por movilidad previsto para diciembre.

Dicho refuerzo alcanza a 6,1 millones de personas, casi el 85% de todas las jubilaciones, e irá decreciendo de forma progresiva hasta los $ 4.000, monto que cobrarán quienes tengan ingresos de hasta dos haberes mínimos.

En un hilo en su cuenta de Twitter, Massa detalló ayer que el refuerzo será financiado “manteniendo el orden en las cuentas por el incremento que representa el adelanto del Impuesto a las Ganancias”.

“Con este aumento trimestral podemos decir que las jubilaciones mínimas aumentaron por arriba de la inflación en casi 8 puntos, un 7,9%”, destacó la directora de la Anses y agregó: “De esta manera, estamos siempre con una propuesta para que los jubilados y jubiladas puedan estar tranquilos de que ese compromiso que asumimos de la capacidad de compra en sus haberes no lo dejamos de cumplir".

Asimismo, destacó que con este aumento ningún jubilado tendrá ingresos por menos de $ 50.000. "Acá es importante decir que cuando sabemos que tenemos un problema, en este caso la inflación, siempre tiene que haber una respuesta que resuelva ese problema porque los gobiernos tenemos esa responsabilidad", explicó.

Por otro lado, cuestionó a "las notas" que citan a la canasta básica para medir los ingresos jubilatorios, porque "la jubilación es un ingreso individual y la canasta se calcula por familia".

"Cuando ponemos dinero en los jubilados o en los chicos y chicas de la asignación familiar, estamos poniendo dinero que va al consumo y el consumo, como sabemos, mueve a la economía y a que las cosas anden mejor", concluyó la funcionaria.

Ver comentarios