Por Damián Juárez 
djuarez@cronica.com.ar 

Los presidentes de todos los bloques que integran la Cámara de Diputados acordaron este martes con el presidente del cuerpo, Emilio Monzó, la eliminación del sistema de canje por dinero de pasajes aéreos y terrestres asignados a los legisladores nacionales, tras la polémica generada por el uso de ese mecanismo.

La determinación se adoptó luego de diversas reuniones realizadas a lo largo de la jornada, motorizadas por Monzó, para dar cumplimiento al pedido de Mauricio Macri de "ordenar" el escándalo de los legisladores que canjean pasajes por efectivo. El tema de fondo, desde hace décadas y en todos los gobiernos, es que para la sociedad es muy difícil digerir los sueldos que cobran los legisladores (entre 90.000 y 100.000 pesos en mano, de promedio), lo que se completa con el dinero que se obtiene de los canjes de pasajes.

Los encuentros, entre distintos bloques, se produjeron luego de que la discusión por los pasajes que canjean los legisladores se pusiera caliente, y que la misma Elisa Carrió, aliada de Macri, afirmara que el Presidente no entendía el tema "porque siempre viajó en avión privado, desde chiquito".

Los lineamientos básicos de la propuesta de Monzó fueron eliminar los pasajes y reemplazarlos por una compensación por el ítem movilidad que cobrarían los legisladores que tienen que volver a sus provincias de origen. En el encuentro del presidente de la Cámara con los jefes de bloque se acordó cambiar el sistema de pasajes, mejorando la movilidad para los de Capital y el conurbano y que los pasajes queden para los que viven a mayor distancia.

El Poder Ejecutivo pidió una solución al hecho de que siguen recibiendo pasajes, y canjeándolos por plata, legisladores que viven tanto en Capital Federal como en el conurbano, que así obtienen un sobresueldo. La idea final no es eliminar los pasajes de aquellos legisladores que efectivamente los usen, sino erradicar la práctica que canjear los pasajes no usados por dinero en efectivo.

También se manejó como alternativa que accedan a los pasajes los que vivan a cierta distancia de la Capital Federal, y los que estén en un radio medio obtengan dinero para desplazarse en autos.

Todos opinan

El senador Fernando "Pino" Solanas consideró que los miembros de la Cámara Alta que él integra "son los que menos ganan" y recordó que "a fines de enero de 2016 hubo un encuentro con la vicepresidenta Gabriela Michetti con los jefes de bloque y se trató este tema pero como no se podía aumentar los sueldos por ajustes y despidos que se estaban sucediendo, la propuesta que hicieron fue que se compensara con pasajes".

En tanto, la diputada nacional del PRO Cornelia Schmidt Liermann dijo que el debate final es "fijar cuál es el sueldo real de los legisladores". Admitió que el canje de pasajes por dinero que hacen la mayoría de los legisladores es "un mal sistema" pero aseguró que en realidad "son viáticos para costear los gastos de movilidad".

El jefe del bloque de diputados nacionales del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, le bajó el tono a la polémica al sostener que la Cámara Baja "debe ser una de las más baratas del mundo". "Es un tema secundario. No me preocupa demasiado. Nos involucraron a los diputados en una enorme operación de Macri contra Carrió", indicó el legislador kirchnerista, explicando que Carrió fue una de las legisladoras que más pasajes transfirió.

Un párrafo aparte merecen, para destacar, los legisladores José Luis Ramón, Luis Contigiani, Fernando Iglesias, Hugo Marcucci, Federico Zamarbide y Claudia Najul, que renunciaron al beneficio.