Para el Gobierno es cada vez más difícil hablar de los problemas del país de frente. Es por ello que se montan a frases poco claras como "tormenta". Ya hora se agrega una más: "piloto de tormenta".

"No pudimos corregir en estos dos años, no sólo toda la herencia del kirchnerismo, sino 70 años que el país vivió de prestado. Esa imposibilidad de resolver el déficit fiscal nos agarró mal parados", arrancó Frigerio en diálogo con Luis Novaresio.

"Por suerte, el apoyo internacional nos va a permitir evitar tener que acudir al mercado financiero por los próximos dos años", confió.

Según Frigerio, "el año pasado tuvimos que desactivar la. bombas y arreglar la tremenda herencia que recibimos. Ya demostramos que en un contexto normal, Cambiemos pudo hacer reformas importantísimas y avanzar en soluciones impensadas, como en el sector energético"

"También logramos avanzar en cuestiones institucionales como la lucha contra la corrupción o el narcotráfico. Ahora tenemos que demostrar que tenemos al mejor piloto de tormentas, que es  Mauricio Macri", concluyó.

Frigerio se distanció de las críticas de Carrió a Lorenzetti

El ministro del Interior se distanció de Elisa Carrió, respecto de los cuestionamientos al saliente presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, y subrayó que el Gobierno "no se tiene que meter" en las decisiones del máximo tribunal.

"Hemos sido muy claros desde que asumimos en marcar una diferencia abismal con el Gobierno que nos precedió en términos de independencia de los poderes de la República", sostuvo el funcionario nacional a pocas horas del anuncio que pone al ex abogado de Clarín al frente del máximo tribunal de justicia.

"Nosotros lo respetamos, pero no nos tenemos que meter. Es nuestra visión desde el Poder Ejecutivo. La posición del Gobierno y del Presidente es esta: nosotros respetamos las decisiones que toma la Corte Suprema de Justicia", concluyó Frigerio.