Fiel al estilo sobrio y al tono de profesor universitario que adoptó desde que arrancó como precandidato por el Frente de Todos a mediados de mayo último, el presidente electo, Alberto Fernández, presentó formalmente a los principales colaboradores que lo acompañarán a partir del 10 de diciembre en su tarea de gobernar la Argentina.

En claro contraste a lo que fue la presentación del gabinete de Mauricio Macri, realizada en los parques del Jardín Botánico y en un clima casi festivo con el "mejor equipo de los últimos 50 años", Fernández se inclinó por utilizar un salón prolijo pero nada suntuoso, ubicado junto a las oficinas de Puerto Madero en las que ha estado trabajando durante las últimas semanas. Más allá de ir anunciando a quienes se encargarán de las diversas áreas de su gobierno y enumerar los curriculum y las capacidades de cada uno de esos hombres y mujeres para justificar sus designaciones, el próximo jefe de Estado quiso transmitir la idea de que su confianza en el éxito de la gestión pero también se propuso dejar en claro que la situación económica y social del país que hereda es complicadísima, a diferencia de "la buena onda" que se buscó contagiar al comienzo del gobierno de Macri.

Luego de referirse a cada uno de los 32 funcionarios que confirmó ayer, Fernández aseguró que el comienzo de su gestión tendrá como foco principal la mejora de las condiciones de vida de quienes viven en la pobreza e indigencia. Asimismo, anunció que "en los primeros días después de asumir" habría anuncios en materia de sueldos para "los jubilados, los salarios más bajos y los empleados públicos".

Consultado sobre el mensaje por cadena nacional que realizó Macri el último jueves para hacer un balance de su gobierno, Fernández dijo que "para mí el país que describió no existe, el país en el que yo vivo es totalmente distinto; ojalá que el Presidente dejara eso que presentó".

En cuanto a los funcionarios que confirmó, cabe mencionar que algunos miembros de lo que se llamó "Grupo Callao" -que formó Fernández- ocuparán lugares muy cercanos al próximo mandatario: Santiago Cafiero (nieto de Antonio y mano derecha de Alberto), será jefe de Gabinete, y estará secundado por Cecilia Todesca, economista de máxima confianza del nuevo presidente. A su vez, Matías Kulfas será ministro de Desarrollo Productivo, una cartera que tendrá mucho impulso. En tanto, el ministerio de Economía terminó recayendo en Martín Guzmán, experto en Finanzas y con muchos años de trabajo en los mercados de los Estados Unidos, y la presidencia del Banco Central en Miguel Pesce.

En cuanto al resto del Gabinete, se destacan la experiencia de Ginés González García, en Salud, y de Agustín Rossi, en Defensa, como la trayectoria política de Felipe Solá (ex gobernador bonaerense y ex secretario de Agricultura) para aplicarla a la cancillería con un acento especial en el comercio exterior y el recorrido de Mercedes Marcó del Pont (ex presidenta del Banco Central) para que se haga cargo de la AFIP. Lo mismo ocurre con Daniel Arroyo, que irá a Desarrollo Social para ocuparse primeramente de reducir los niveles de hambre, dado su paso por el área como vice en tiempos de Alicia Kirchner y como titular a nivel bonaerense con Daniel Scioli como gobernador. También vale para Eduardo "Wado" de Pedro, que irá a Interior, ya que fue secretario general de la Presidencia, y claramente para Gustavo Béliz (ex ministro del Interior de Carlos Menem y Néstor Kirchner), quien será secretario de Asuntos Estratégicos.

Entre quienes toman funciones ministeriales por primera vez pueden contarse a Claudio Moroni (Trabajo), Marcela Losardo (Justicia), Gabriel Katopodis (Obras Públicas), Mario Meoni (Transporte), Nicolás Trotta (Educación), Juan Cabandié (Ambiente), Roberto Salvarezza (Ciencia y Tecnología) y Luis Basterra (Agricultura), estos dos últimos con amplia experiencia en sus áreas. También aparecen el todavía presidente de San Lorenzo, Matías Lammens (Turismo), Tristán Bauer (Cultura), y la antropóloga Sabina Fréderic (Seguridad), Elizabeth Gómez Alcorta (Mujeres, Género y Diversidad) y en el de Hábitat, María Eugenia Bielsa.

Otros cargos relevantes serán para Julio Vitovello (secretario general de la Presidencia), Vilma Ibarra (secretaria Legal y Técnica), Guillemo Nielsen (YPF), Luana Volnovich (PAMI), Malena Galmarini (Aysa), Vioctoria Donda (INADI), Alejandro Vanoli (Anses) y Carlos Zannini (procurador del Tesoro), para quien Alberto tuvo un párrafo muy destacado al señalar que esta desginación podría reivindicar parcialmente "la injusticia de haber estado preso 107 días, algo que no te merecías, querido Carlitos".

Ver más productos

San Pedro Nolasco, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Pedro Nolasco

"El alma de las flores", el libro de Viviana Rivero que podés adquirir en www.cronishop.com.ar

Lecturas de verano: dos generaciones atravesadas por un mismo destino

El presidente Alberto Fernández trabaja en distintas cuestiones.

La lista de candidatos a la embajada del Vaticano que prepara Alberto

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos