El abogado y ministro de Justicia, Germán Garavano, aseguró que el Gobierno no hace ningún manejo del caso de Santiago Maldonado, al tiempo que señaló que el presidente Mauricio Macri sigue la situación "con preocupación“.

Garavano, tras pedir que no haya "apresuramientos“ ante la autopsia que se realizará al cuerpo hallado el martes en el río Chubut, aseguró que el Gobierno "no hace ningún manejo del caso, respeta a la Justicia, quiere que se sepa la verdad de lo que pasó". Algo por lo que los han tildado de "naif", aseguró.

Sobre los dichos de Sergio Maldonado, hermano del artesano desaparecido el 1° de agosto pasado en el marco de una protesta, en relación a que no confía en la Justicia, Garavano señaló que "es una situación muy difícil la que están atravesando los familiares", y que "en esto" tienen que ser "muy prudentes".

El funcionario indicó que estuvo reunido el jueves por la mañana en Casa Rosada con el Presidente, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el secretario general, Fernando de Andreis, evaluando la situación. Afirmó que el jefe de Estado desde el momento que se supo de la aparición del cuerpo, "ha seguido la actuación con mucho detenimiento y preocupación“. Según Garavano, Macri "dio la orden de poner todo a disposición de la justicia" para que el caso pueda esclarecerse "lo antes posible", y junto al doctor Claudio Avruj, secretario de Derechos Humanos, y el resto del equipo, mantienen al presidente "informado al instante".

"Acompañamos el dolor, el difícil momento que está pasando la familia de Santiago Maldonado, y estamos atentos a los avances de la Justicia en relación al caso, que estamos siguiendo con preocupación, como siempre", aseveró el titular de Justicia, quien apuntó que el miércoles el Gobierno puso a disposición el avión en que fue trasladado el cuerpo, y que anteriormente había trasladado al perito de la familia.

En relación al resultado de las pericias, que se iniciarán el viernes, tras haber sido traído el cuerpo desde Chubut a la Capital, el juez pidió bajar la ansiedad. "Hay un juez, una fiscal interviniendo, están las querellas, y estás dadas las máximas garantías. No hay que generar apresuramientos, lo importante es que se sepa realmente lo que pasó", afirmó Garavano.