Para el ministro de Justicia, Germán Garavano, "hubo algún abogado guionando" algunos aspectos de declaraciones de "arrepentidos" en el marco de la causa por presuntas coimas en obras públicas. Así, el funcionario puso en duda elementos de declaraciones de hombres de negocios que se presentaron como "imputados colaboradores" ante el juez federal Claudio Bonadio.

El ministro señaló que el gobierno nacional apuntará a que haya un "juicio oral pronto" y que puedan dilucidarse todos los detalles de la causa. En declaraciones a la radio La Red, Garavano también apuntó contra el ex juez federal Norberto Oyarbide y sostuvo: "Hay otros jueces de la última década que fueron designados con afinidad política". "El gobierno anterior trató de cooptar a distintos jueces”, señaló el titular de la cartera de Justicia, al tiempo que subrayó que “esta trama de corrupción incluía una pauta de protección judicial con Oyarbide".