Por Roberto Di Sandro
rdisandro@cronica.com.ar

El presidente Macri hablará el próximo lunes desde Corrientes, al inaugurar el inicio de las clases. Lo decidió ayer en Olivos luego de una serie de reuniones. El panorama de noticias es incontenible.

Su mensaje en el “palacio de las leyes” no fue nada convincente. Aludió a diferentes cuestiones adoptadas pero no tocó temas urticantes como el flagelo de la inflación. Precisamente al día siguiente, en un lugar poco deseado por el gobierno en cuanto a su nombre -Centro Cultural Kirchner-, el mandatario reveló a todo su gabinete -denominado “ampliado” porque participan otros funcionarios- que deben “agruparse y coincidir en el disenso que es lógico, pero que luego se filtra y es difundido con distorsión”.

Justamente a esta reunión le siguió la de la “mesa chica” del Poder Ejecutivo, la denominada “Círculo Rojo”, donde afloró la obsesión de Macri, del gobierno y de todo el país: la inflación. Se volvió a reiterar que no baja y, al contrario, la próxima medición será superior al 20%.

De allí que se escuchó a algunos presentes preguntar: si las paritarias están determinadas en un 15%, ¿cómo hay muchos servicios que aumentan el 20, el 30 o más?

La reflexión surgió: “¿Cómo puede pagarlo un trabajador?”. Criterio directo y transparente. Enseguida la mesa chica trató la renuncia anticipada por el titular de la recaudación Alberto Abad, a quien se consideró un funcionario sumamente eficaz y enseguida se resolvió hablar con todos los sectores del quehacer nacional “en un amplio diálogo, sin discriminaciones”.

Se escuchó un informe sobre la ley del aborto y los mensajes que llegan para que se haga una “consulta popular”. El puntapié inicial lo dio el gobierno de San Luis, que envió un mensaje directo al Presidente para que se estudie ese tipo de operativo nacional.

Todo reservado

Es complejo buscar la información en el ámbito oficial. En la Rosada ocurre muchas veces que ingresan figuras importantes y por ser “audiencias reservadas” se guarda silencio. Esto ocurre también los fines de semana en Olivos.

Hay muchos encuentros muy poco visibles y si uno consulta la respuesta es “no hay información” o “no tenemos conocimiento”. De cualquier manera en las últimas horas se clarificaron algunos resquicios y se pudo saber que “la cima del Ministerio de Educación” estuvo con Macri. El tema: conflicto de los maestros.

No hay clases en la mayoría del país, pero sí en Corrientes. Se llamó al gobernador y mañana el Presidente viaja para hablar desde allí y referirse al problema docente. Será sumamente importante, al inaugurar el período en esa provincia. Dicen que dará detalles que tienen que ver con el futuro. Además acudió Arribas, el jefe de inteligencia acusado de corrupción. Larga entrevista con el Presidente.

¿Consulta popular?

No bien salió la decisión de debatir la ley del aborto surgieron desde los lugares más impensados del país una serie de sugerencias. Mensajes que se publicaron en las redes sociales y otros que fueron llegando a la Casa Rosada.

Uno de los primeros fue el del gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, quien en un envío directo al Presidente le sugirió “una rápida determinación para realizar una consulta popular”. Ahora queda librado a la decisión del Poder Ejecutivo un pedido que sin duda es importante pero también difícil de realizar por los costos.

Breves y sabrosas

De entrada nomás, y siguiendo opiniones, comentarios y deseos del gobierno para abrir el juego “a todos”, los gobernadores justicialistas -dicen que también lo harán los que no lo son- están armando una convocatoria para elevar a consideración del Presidente y un diálogo “amplio destinado a terminar con la inflación”.

Comentan los que están cerca de “Crónica” que “la economía no camina y es necesario voltear la inflación, pero no echando gente”. De allí el pedido de “contacto directo con el Presidente”. Esperan respuesta.

Desde otro ángulo: Eduardo Dosisto -tradicional hombre de la calle Corrientes y ex titular de la asociación de la calle que nunca duerme- solicita a las autoridades capitalinas que tengan cuidado con las figuras que están en la avenida.

Aplauden todas las reformas que se hacen para achicar la calle, pero solicitan un cuidado muy especial para proteger esos monumentos verdaderamente populares y llenos de recuerdos.

El dirigente empresario es un hombre seguidor de “Crónica” y agradece toda la difusión que se le da a la histórica arteria, donde las figuras del papa Francisco, Carlos Gardel, Alberto Olmedo, Tita Merello, de este periodista de “Crónica” y de muchos más, resaltan nostálgicos momentos de la vida nacional.

Esta pildorita sorprende: la defensa acérrima de Marcos Peña a Arribas y a Caputo. Minimiza todo lo que se diga de ellos y los exalta a cada instante. Tendrá sus razones.

Un licenciado en educación, con claridad, exalta a los adultos que se reciben de bachiller. En un reportaje con este medio dijo que “se dedican con seriedad a pensar en el futuro del país”.

El profesor Daniel Altieri alude a la tarea que brinda el Instituto Estudios Superiores de Buenos Aires, con sede en Primera Junta 817 de San Isidro, a los hombres grandes que quieran terminar el secundario.

Sigo: mesa chica del gobierno. Allí se habla sin vuelta de hoja. Y se advierte la preocupación del gobierno por los abucheos que se suman en casi todas las canchas contra Mauricio Macri. Les echan la culpa a ciertas barras “movilizadas por el gobierno anterior”.

Un compacto núcleo de seguridad para luchar contra la delincuencia se mueve permanentemente en San Isidro. Se ha reducido este flagelo y Gustavo Posse, el intendente, mandó un mensaje de felicitación. Fue la última de este bloque.

“Lilita, ¿cómo estás?”

Después del mensaje presidencial, Lilita Carrió fue captada por todos los medios. Como siempre, polémica y directa dijo: “Faltan muchas cosas que no se dijeron”. ¿Cuáles?
Respuesta: “Se lo diré en una entrevista reservada con el Presidente”. No pudo ir. Cuando partía para Montevideo se descompuso. La atendieron. Un problema de presión. Se recuperó rápido y marchó. El presidente Macri la llamó por teléfono para saber cómo estaba. Ahora falta el encuentro. Olivos será el escenario.

Hasta dentro de 7 días en estas páginas y 2 antes, a las 20, por Crónica TV. Chau.