Desde que concluyó el período electoral, los distintos protagonistas de Juntos por el Cambio han planteado su intención de permanecer unidos, aunque algunos radicales y dirigentes del PRO piden una nueva forma de conducción que sea más "horizontal y federal".

En ese marco, las diferencias internas quedaron visiblemente expuestas a raíz de la crisis en Bolivia. Mientras un sector de la UCR y algunos dirigentes del PRO calificaron de "golpe de Estado" la expulsión de Evo Morales del poder, otros -entre los que se cuenta nada menos que el Presidente y su canciller- hablan de una "crisis institucional" o apenas "una transición", como señaló el comunicado oficial del gobierno argentino.

Quien decidió tensionar al máximo la relación fue el vicepresidente de la UCR a nivel nacional, Federico Storani, quien aseguró que "el comunicado del gobierno sobre Bolivia fue excesivamente lavado y sin compromiso ante lo que es un golpe de Estado", y reprochó al gobierno por "no consultar antes de emitir el comunicado sobre Bolivia".

Sorprendió la postura del gobernador de Jujuy, también radical, Gerardo Morales, quien mantuvo durísimos cruces con el mandatario boliviano. Pese a eso, habló directamente de "golpe de Estado", del que culpó sin embargo al saliente presidente.

El presidente de la UCR y diputado electo, Alfredo Cornejo, fue más diplomático: "No es un golpe de Estado pero está el pedido de los militares para que renunciara, lo que lo deja a mitad de camino", analizó.

Ver más productos

Ambrosio fue quien introdujo en Occidente el canto alternado de los salmos.

La Iglesia recuerda hoy a San Ambrosio de Milán

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

La devoción del Papa por la Virgen.

La devoción del Papa por la Virgen

Ver más productos