Por Damián Juárez
djuarez@cronica.com.ar

La intemperie de no tener poder parece haber unificado al amplio mundo peronista en una idea clara: tienen que fijar algunas reglas internas para ordenarse y poder competirle a Cambiemos la presidencia el año que viene. Hasta ahora, hay una sola cosa en la que todos están de acuerdo: definirán en una interna quién será el candidato que enfrente a Mauricio Macri en la carrera por la Casa Rosada.

"Olvidate", le dijeron a Crónica tres fuentes de distinta extracción peronista de primer nivel al ser consultadas sobre si era posible una lista de unidad. Hasta el momento hay tres núcleos de poder: el cristinismo o lo que queda del kirchnerismo residual; los gobernadores y los intendentes del nuevo PJ bonaerense, y el massismo, que vuelve a su origen peronista luego de la fallida experiencia de la avenida del medio. "Esto es un avispero sacudido", dijo a este diario otra calificada fuente partidaria, para reflejar que nadie ostenta el poder como en otra época.

Por lo tanto, todos los sectores piden condiciones de igualdad para competir en la interna y dirimir quién se quedará con la candidatura presidencial. Además de Sergio Massa, también está dentro del partido Florencio Randazzo, quien en realidad nunca se fue, sino que no llegó a un acuerdo con Cristina Fernández de Kirchner para ir unidos a los últimos comicios. En el PJ de hoy, a decir verdad, hay una suma de distintos grupos que acumulan fracasos varios. Massa perdió en su propio territorio, Tigre; Cristina perdió con Esteban Bullrich al igual que Randazzo, mientras que muchos gobernadores, Juan Manuel Urtubey incluido, tampoco pudieron frenar en las legislativas la "ola amarilla".

"Esto hace que nadie pueda sacar pecho, todos hayan bajado un cambio y haya humildad, pero esto es el peronismo. En cuanto comience la disputa de lugares de poder, todos afilarán los colmillos", confió un dirigente pejotista con décadas de militancia.

Hoy por hoy, el peronismo se imagina un escenario 2019 donde Macri no gane en la primera vuelta y su candidato pueda disputarle al actual Presidente el sillón de Rivadavia en la segunda.

El nuevo titular del PJ bonaerense, Gustavo Tano Menéndez, se sacó en los últimos días una foto con Massa para mostrar que el tigrense está dentro de la estructura. Urtubey se reúne con consultores externos en imagen y comunicación, mientras Miguel Pichetto y Diego Bossio, enfrentados con Cristina, también tejen acuerdos con gobernadores. Los dirigentes se cruzan en asados informales donde muchos se miran de reojo, pero saben que, si entre ellos pelean, se los devorará una vez más Cambiemos, como ya hizo en 2015 y en 2017.