Por Roberto Di Sandro
rdisandro@cronica.com.ar

El jueves, en medio del fragor de la lucha callejera en el Congreso, los periodistas acreditados en la Casa Rosada buscaban encuentros con los funcionarios. El Presidente se hallaba reunido con la “mesa chica”, que avala los amplios acuerdos del gabinete. De pronto, una voz de tono débil, que se aproximaba a la prensa en el Patio de las Palmeras, impactó a todo el mundo: “Por qué el gobierno se mete con los jubilados, la clase más vulnerable de la sociedad”. Hubo algunos silencios muy marcados. Entrecruzamos nuestras miradas, pero la labor se hacía más profunda teniendo en cuenta que los celulares y teléfonos sonaban buscando información para los medios.

Desde el Congreso resonó entonces la palabra de una de las legisladoras más polémicas, quizás la única, que tiene Cambiemos: Lilita Carrió. “Levanten la sesión”. Con una cintura política de sus largos años en la lucha cívica, una de las generadoras de Cambiemos aplacaba a la gente dentro del recinto. Sin consultar al Presidente, levantó la mano y puso punto final a un debate que nunca se concretó, aunque advirtió: “Va a continuar y esta ley se va a aprobar”. Al mismo tiempo hizo un anuncio que seguramente iba a sumarse en su momento a la voz oficial: “Una compensación para los jubilados”. Después se fue y sólo Crónica pudo registrar su paradero: La residencia de Olivos.

Allí se encontraba Mauricio Macri. Las fuentes remarcaban un “gran enojo del Presidente por lo ocurrido en el Congreso”. No sólo por la violencia acaecida, sino -según fuentes autorizadas- “por la falta de sinceridad de legisladores peronistas que dijeron que iban a dar quórum y aprobar la ley”. Y agregó: “Cuando están conmigo dicen una cosa y, en público, todo lo contrario”. La indignación se acrecentó hasta el máximo, porque dio orden de redactar un Decreto de Necesidad y Urgencia, ¿una medida que adoptó casi siempre el gobierno anterior? para poner en vigencia la ley de reforma previsional. Mandó a los ministros a la Casa de Gobierno y allí estaba el relevante papel. Él no lo hizo. Aquí está la explicación.

En conocimiento de esa posibilidad llegó a Olivos Lilita Carrió. “No”, le expresó al mandatario. Macri desistió. Estaba presente también la gobernadora de Buenos Aires. Este momento no se registró nunca. Absoluta reserva. Crónica lo supo.

Ahora se anuncia para el martes la firma del decreto, aplicando un bono de compensación para los jubilados. Se habla de diferentes cifras. No me anticipo a nada, porque desconozco los números. Lo que sí sabemos es que es una cifra magra al lado de la situación actual y ya se están presentando protestas y rechazos.

En tanto, Mauricio Macri está recibiendo a funcionarios y gobernadores. Difícil es saber quién entra y quién sale. A las 14 del lunes comenzará el tratamiento de la ley en el Congreso Nacional. No habrá gendarmes custodiando el edificio, sino policías de la ciudad. Quedó flotando en el ambiente de Balcarce 50 esa reflexión del laburante, al que se unieron otras voces: “¿Por qué meterse con los jubilados, el sector más vulnerable de la sociedad?”. Se rumorea por allí una posibilidad: mensaje presidencial de fin de año para explicar. No estaría mal.

Mano a mano con Macri
El Presidente había desistido de reunirse mañana con los gobernadores, ya que lo están haciendo con el jefe de gabinete y el ministro del Interior. No obstante, en la víspera una fuente autorizada se sorprendió por la noticia y confirmó que el mandatario recibirá a los jefes provinciales antes de que vayan al Congreso. Un dato Ayer estuvo en Olivos la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti. Pidió incorporar al decreto “del bono único de aumentos” a los jubilados a los sectores de discapacitados.

Breves y sabrosas
A) Testifica la presencia de una integrante del gobierno caminando por un supermercado de Scalabrini Ortiz y Santa Fe. Nuestro colaborador Bernardo Goncalves, que también estaba comprando, se paró para saludarla. La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, estaba buscando precios y sólo dijo: “Tenemos mucho trabajo”.

B) El gobierno envía a sus funcionarios a la Sala de Periodistas. Allí hacen declaraciones sin problemas. También esperan los cronistas que lo haga el propio Presidente.

C) Mención de la Peña “Eva Perón”, que conducen Pascual Albanese, Luis Calviño, Claudio Chaves, Víctor Lapegna y Jorge Raventos. Realizó su última comida mensual para despedir el año. Estuvo presente el general de Brigada José Luis Figueroa.

D) Se difundió por el mundo la apreciación de un gobernador peronista que sorprendió a muchos porque no tuvo pelos en la lengua. Dijo: “Están detenidos por chorros, no por persecución política”. El que habló fue el de Salta, Juan Manuel Urtubey. “Hay docenas de causas que tienen que ver con corrupción y enriquecimiento ilícito y ahí no hay persecución política, sino que hubo chorros. El peronismo sí sufrió persecución política de verdad por su lucha a favor del pueblo en otras épocas de su historia”. Telón. Fin del bloque.

Reducción de gastos 
La tarea del Ministerio de Modernización está en plena finalización. Se están reduciendo organismos del Estado, como así también direcciones que no tienen caso continuar. Hay un “raid” de supresiones que “pueden reducir enormes gastos para ser redistribuidos en sectores adecuados y necesarios para el público”, dicen. En tanto, saltando hacia un distrito bonaerense, el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, en este caso anuncia una tarea de reducción fiscal muy importante.

Por eso envió una nota al Ministerio del Interior "revelando la adhesión del Consejo Deliberante de San Isidro al régimen fiscal” en consonancia con la tarea de austeridad que se ha implementado en el país.

Una final para completar “Intimidades” de la Casa Rosada. Macri vacacionará en Villa La Angostura con su familia. Del 23 hasta la primera semana de enero. Por lo menos así reza en la agenda oficial. Volvemos en siete días. Dos antes con Crónica TV, a las 20.30.