Por Roberto Di Sandro 
El Decano 70 años en la Casa Rosada 
rdisandro@cronica.com.ar 

Dos nuevos ministros se incorporaron al gabinete del presidente Mauricio Macri: Luis Miguel Etchevehere, en Agroindustria, y Adolfo Rubinstein, en Salud. En ambos casos. Macri hizo una breve alusión a Etchevehere, que le adelantó: “Ahora sí que vas a tener un gran trabajo, más en agosto y en septiembre”, y al de Salud, por “la tarea que deben cumplir los médicos”.

Con estas dos acotaciones, el mandatario se salió del protocolo y generó algunas risas en la abigarrada concurrencia que llenó el Salón Blanco de la Casa de Gobierno. La mayoría pertenecía a la Sociedad Rural Argentina (SRA), cuyos integrantes, en masa, acudieron a saludar al nuevo ministro que dejaba, precisamente, la presidencia de la entidad, por ser convocado para integrar el gobierno.

Un cerrado aplauso coronó el cumplimiento de los dos requisitos constitucionales y de inmediato ambos se abrazaron, primero con el Presidente y luego entre sí. Todos los comentarios se proyectaron luego a la situación desesperada que ha generado la sensibilidad pública, la desaparición del submarino ARA “San Juan”, que se perdió en aguas del sur del país.

El mandatario volvió a insistir que “haremos todo lo posible por encontrarlo”. Precisamente, una noticia que trajo luego a los periodistas nuestro colaborador permanente Bernardo Gonçalves Borrega, fue el anuncio de que “en minutos más el presidente Macri se traslada al edificio Libertad, sede de la Jefatura de la Armada, para seguir todo el tiempo que sea necesario el lamentable episodio”.

En tanto, en la planta baja de la Casa Rosada, hurgando información, Crónica se enteró de que Macri y el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, se reunían en ese momento para tratar algunos detalles de las entrevistas que el gobierno mantiene con la CGT. Por otro lado, una visita sorpresiva de un gobernador peronista generó la inquietud periodística de este escriba. Había llegado para entrevistarse con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. Se trataba del mandatario de Formosa, Gildo Insfrán.

Hablamos con él y, tras saludar al cronista de este diario, apuntó: “Fue una reunión para tratar más detalles del acuerdo que firmamos con el gobierno nacional la semana anterior”. No dijo nada más.