El 3 de agosto último, ante la presencia de empresarios, sindicalistas y gobernadores, el presidente Alberto Fernández le tomó juramento a Sergio Massa como ministro de Economía, cartera que absorbió oficialmente las de Desarrollo Productivo y Agricultura. Desde entonces, el jefe del Palacio de Hacienda anunció medidas tendientes a reordenar las variables macroeconómicas y mejorar la situación micro, la del consumidor que procura agudizar su inventiva para poder afrontar los estragos de la inflación, que se aceleró en julio hasta el 7,4% respecto de junio y alcanzó el nivel más alto desde 2002, cuando llegó al 10,4%.

Varios analistas económicos, teniendo en cuenta el cambio en el Palacio de Hacienda como un eventual parteaguas, realizaron sendos estudios sobre la evolución de precios durante el período comprendido entre la asunción de Fernández como Presidente, en diciembre de 2019, hasta la fecha.

 

 

Por su parte, la consultora Abeceb, fundada y dirigida por el ex ministro de Producción y Trabajo de la Nación Dante Sica, efectuó un relevamiento en esa línea al cual accedió cronica.com.ar. Según ese estudio, el dólar blue registró la mayor variación de precio, al ser de 287,2%. Estuvo seguida por el servicio eléctrico, de 284,6%; el pan francés, de 236,3%; los autos, 223,4%; los alimentos, 208,2%; y el jabón de tocador, 190%.

En escala descendente, aparecen la inflación general, de 189,9%; las jubilaciones, 166,7%; y los salarios medios registrados, 161,8%, entre otros.

Relevamiento de la consultora Abeceb (Gentileza Abeceb).

En tanto, el Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL), de la Fundación Mediterránea, también analizó el período. Su relevamiento fue compartido por el analista económico Damián Di Pace en su cuenta de Twitter.

El director de la consultora Focus Market, Damián Di Pace (Gentileza Damián Di Pace).

Según ese estudio, el dólar paralelo asendió 585%, la indumentaria y el calzado, 421%; los productos del rubro estacional, 408%; restaurantes y hoteles, 313%; alimentos y bebidas, 289%; equipo y hogar, 287%; salud, 284%; y recreación y cultura; 280%. 

 

"Los precios que importan a la gente estuvieron por encima del indicador general de la inflación, que fue de 269%. Estamos hablando, ni más ni menos, que de indumentaria y calzado; y de alimentos y bebidas. Incluso el tipo de cambio paralelo le ganó a la inflación del período. Son precios relevantes para el barómetro de la economía diaria de los argentinos", evaluó Di Pace en diálogo con cronica.com.ar.

 

 

Además, el director de la consultora Focus Market advirtió: "La inflación de la gente está por encima del indicador general promedio"

"Lo que bajó el promedio de la general fueron los Precios Cuidados. Que, durante dos años y medio, estuvieron congelados y, ahora, se van a descongelar con los precios de las tarifas (de luz y gas, entre otras). Ahora, esa parte que mantuvo la inflación promedio en un nivel bajo va a generar presión sobre los precios del resto de los bienes y servicios de la economía", cerró el especialista.

Ver comentarios