El gobernador Gildo Insfrán se presentó este viernes ante la justicia federal, negó acusaciones y se puso a disposición para colaborar con la investigación que lleva adelante el juez Ariel Lijo.

Una alta fuente tribunalicia señaló que el mandatario formoseño efectuó un fundado descargo por escrito solicitando su sobreseimiento, exponiendo la total transparencia de toda la operatoria que llevo a reestructurar la deuda provincial.

Insfran junto a los formoseños.

Fue señalado que Insfrán además de negar las acusaciones acerca de anomalías en todo el proceso que llevó a Formosa a reestructurar y cancelar la deuda de la provincia, dejó expresa constancia de su disposición a colaborar con la Justicia cuantas veces sea necesario a fin de ayudar con la investigación y aclarar todas las cuestiones vinculadas a su persona.