En los últimos días se movieron las fichas en cuanto al tema Vicentin. Por un lado, Alberto Fernández recibió una propuesta de Omar Perotti, el gobernador santafesino, que la tildó de "superadora" en cuanto a la expropiación. Por otro lado, el sábado hubo movilizaciones en varios puntos del país, con Rosario como epicentro. En ese marco, el interventor designado, Gabriel Delgado, visitó al presidente en la Quinta de Olivos.

"Con Alberto Fernández analizamos la situación de Vicentin. Repasamos todas las alternativas y no nos aferramos a los instrumentos. El propósito del gobierno es preservar las fuentes de trabajo y que los productores puedan cobrar", fue el enigmático tuit de Delgado, en una de sus primeras apariciones públicas tras el nombramiento como interventor, pero que, hasta el momento, parece estar congelado.

En el medio de la historia, Fabián Lorenzini (juez federal de Reconquista) redujo a veedores el rol de los interventores que había enviado el gobierno nacional. Para la expropiación, que hoy parece no ser el camino elegido por el gobierno, las cuentas en la Cámara de Diputados no cierran. De todas maneras, allegados a Delgado confían que tampoco cree que sea la medida oportuna.

Contra el banderazo

Por otra parte, el ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires, Andrés Larroque, consideró como "una imprudencia supina de muchos sectores" las movilizaciones realizadas ayer en contra de la intervención de la empresa Vicentin y opinó que se trató de "una bomba" en términos sanitarios, en plena pandemia de coronavirus.

En diálogo con Radio 10, el funcionario provincial y dirigente de La Cámpora sostuvo que fue algo "peligrosísimo" en el contexto actual de contagios. "Una imprudencia supina de muchos sectores, lamentablemente", subrayó Larroque e interpretó que "las tapas de los diarios alientan este tipo de movilización".

Para el funcionario, "más allá de la caracterización política (de la marcha), en términos sanitarios es una bomba lo que se ha generado", por el potencial de contagio que podría traer aparejado.

En ese sentido, Larroque evaluó que "la consecuencia de esa aglomeración la vamos a ver en los próximos días". "No sólo se perjudica a la gente que fue a la movilización, que está en su derecho a expresarse siempre que se respete la ley", sino que además, "muchos de los que se deben haber contagiado ayer (por el sábado) van a contagiar a gente que ni por casualidad estuvo en esa movilización", lamentó.

Por todo esto concluyó que la movilización fue algo "muy, muy grave". En esa línea se expresó Eduardo Villalba (secretario de Seguridad de la Nación) para quien las movilizaciones fueron "un festival de aglomeración, de inconducta, de irresponsabilidad" en el contexto de la pandemia de coronavirus.

Ver más productos

Descubrí estas tendencias imperdibles

Descubrí estas tendencias imperdibles

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Ver más productos