Por Roberto Di Sandro 
rdisandro@cronica.com.ar 
El Decano 71 años en la Casa Rosada 

El dólar, la obsesión
Llegó el día tan ansiado. Este domingo votamos. La polarización impresionante hace que, prácticamente, sean dos agrupaciones las que acaparan la atención de millones de ciudadanos de todas las clases. La tensión de la última semana se refleja en las figuras que se entrelazaron no solo en escenarios al aire libre, sino también en la televisión.

Aparecían los Fernández -Alberto y Cristina- en cualquier terreno y casi sobre dicha imagen, la de  Mauricio MacriMiguel Ángel Pichetto o María Eugenia Vidal. Así sucesivamente. Todo el mundo cambiando de canal o de emisora radial. Hasta en Gobierno y en Olivos pusieron equipos de mediciones para saber a quién veían más.

En tanto, la figura del menemista Miguel Ángel Pichetto seguía llamando la atención y sin duda acaparaba expectativas. Más aún cuando apareció el viernes almorzando en Olivos con Macri, Vidal, Horacio Rodríguez Larreta y otros del PRO. Se lo vio optimista y, como bien dijo alguien a su lado, “a él se le permite decir lo que quiera”.

Claro que, del lado opositor, y más de aquellos que vienen de lejos militando junto a Juan Perón, solo reflexionaron con un “está en el lugar en el que siempre estuvo: nada que ver con el peronismo”. La voz surgió de alguien sincero y conocedor de lo que es el verdadero peronismo y de quienes lo sienten.

Precisamente en ese almuerzo se resolvió que ayer y en las últimas horas de hoy se constituya un núcleo de expertos económicos conducidos por el gabinete pertinente y bajo la mirada estricta del Presidente para establecer encuestas permanentes, quizás a cada minuto, de cómo se encarará el dólar a partir de mañana, una vez conocidos los resultados de las PASO.

“Hay varias opciones para que el verde no se escape si las cosas no van bien”, dijeron. “Caso contrario, se mantendrá la calma”. Pero, además, hay una línea directa con el FMI a través del presidente del Banco Central, Guido Sandleris, quien será el encargado de ir informando “minuto a minuto” de cada uno de los sufragios que vaya saliendo de los comicios.

“Un equipo completo de expertos”, se dijo en Olivos, durante el almuerzo en el cual también opinó Pichetto, el hombre que se metió alguna vez en el justicialismo. Después Mauricio Macri se fue a su residencia particular de Los Abrojos, donde permanecerá hasta domingo, cuando volverá para votar y luego trasladarse a su búnker de San Telmo para saber cómo le va.

 Grandes actores
Cada uno tiene su carta de triunfo. En la Rosada el optimismo de los que mandan es aceptable, aun cuando algunos no se tiran a la pileta porque tienen miedo de que haya “poca agua”. Cuentan los que saben que Pichetto, “el vocero” así lo llaman, recorre todos los sectores y desliza el ánimo de que Cambiemos gana.

Sin embargo, por otras figuras que deambulan cerca del despacho presidencial se puede escuchar, siempre en voz baja, que “estamos dos o tres puntos abajo”. Lo que sí sorprende son los gestos del Presidente. Siempre se ha concebido a Macri como un hombre calmo, sin tonos de voz refulgentes y de mediano ritmo. Pero el otro día cambió. A los gritos, mientras giraba sobre sí mismo, estalló con lo de “¡No se inunda más! ¡No se inunda más!”, aludiendo a que, después de tantos años, se logró entubar el Maldonado. Esa expresión de alto tono de voz llamó la atención.

Los expertos en materia de “golas” consideran que es “un cambio” que le mandó a hacer  Jaime Durán Barba, estratega en estas lides cercanas a grandes acontecimientos como las elecciones: el gran grito. La firmeza es también para atraer aun más la atención de los que lo siguen.

Al mismo tiempo, se sorprendieron de la Vidal, que lloró muy sentidamente cuando el número uno comenzó a elogiarla. Se avistó allí, entonces -no hay necesidad de que aparezcan expertos-, que muchas veces los políticos, sean nuevos o antiguos, pasan a convertirse en “grandes actores”.

Un ejemplo que avala estos conceptos es el que constituye Cristina Fernández de Kirchner, ahora convertida en una verdadera dama de la oratoria que lee en tono suave y comprensivo, muy distinto de aquellos momentos de estallidos casi permanentes y temperamentales de la dos voces presidenta de la Nación.

Como se ve, los políticos, cuando tienen que “actuar”, no lo piensan dos veces. Recuerden aquel episodio increíble de Domingo Cavallo llorando frente a Norma Pla, aquella gran luchadora de los jubilados, quien, pese a sus grandes esfuerzos, nunca logró nada de una figura nefasta para el país.

En aquella oportunidad, una figura saliendo de la ciudadanía no pudo contener su bronca y lanzó aquello de “son lágrimas de cocodrilo”. La gente no come vidrios, señores.

 ¿Twitter por Cadena?

El mandatario resolvió abrir el juego y comenzaron las conferencias de prensa, algunas veces de él mismo y el resto con ministros y figuras que pasan por Gobierno. Pero hace bastante tiempo que Macri y los acreditados no tienen ningún contacto. Por supuesto que las conferencias de prensa con el mandatario son muy necesarias. Para preguntar y repreguntar. Más aún cuando se promete ese estilo que este cronista comprobó a lo largo de muchos años con otros jefes de Estado.

La sorpresa de ahora es que el número uno del país se dedica a dar información a través de Twitter. Es decir, las decisiones se conocen por ese carril digital y, claro, no hay pregunta ni repregunta, ni tampoco alguna reflexión. En esta sección de Breves y Sabrosas lo venimos analizando junto a otros colegas, y de la circunstancia de que retrocedemos a la época de la que nunca hablaba con la prensa pero sí utilizaba día a día la Cadena Nacional, con lo cual los estilos son muy parecidos.

La verdad es que las comparaciones son odiosas, pero la realidad no se puede dejar de lado. Hablando de los candidatos: CFK, vice de Alberto Fernández, volvió a bailar. Se la vio moviéndose en un escenario y dicen que dentro de poco, si las cosas van bien, volverá a contornearse en los actos masivos. En fin.

Aunque no lo digan oficialmente -no conviene hacerlo antes de las elecciones-, ya está el borrador para la reforma laboral. Hay escrito una gran espacio sobre el particular que mucho tiene que ver con sugerencias o “breves conceptos” que surgen del FMI. Hummm. Lo que sí se escucha muy a menudo en los últimos días en los pasillos gubernamentales es que el senador menemista Pichetto entra muy seguido al despacho de Macri, solicitando el permiso previo, claro, y que las reuniones tienen un tono muy jugoso, porque de vez en cuando se destacan algunas sugerencias del legislador que, teniendo en cuenta algunos “recuerdos” de su incursión por el justicialismo, aluden a adoptar rápidas medidas para aliviar situaciones muy tristes que sufre un vasto sector de la población.

Parece que el asiduo visitante quiere respuestas rápidas. Una final de este segmento. En la Casa Rosada los televisores están encendidos en los despachos de los grandes capitostes. No se pierden un solo programa -ni de aire ni de cable-, “porque todo sirve para dar alguna reflexión si hay que darle”, acotan algunos. Se consumen mucho los noticieros y Crónica está siempre a la vista.

Arrorró, mi nene
Detuvo su tarea para recibirla. En una semana, como dijimos, plagada de entrevistas, discursos, decisiones y reflexiones de todo tipo, el Presidente hizo un paréntesis y recibió a la verdadera Reina de la Televisión: Pinky. La máxima figura de la TV, con problemas de salud que está superando lentamente, acudió al despacho presidencial y, por lógica, suscitó la atención de los empleados que, de alguna manera, se aproximaron hasta la puerta de la explanada para verla, por lo menos a través de los vidrios.

“Pinky vuelve a la televisión”, dijo  Hernán Lombardi, que -junto a la sobrina de la gran profesional- la acompañó en la entrevista. Hará en Canal 7 “Memorias desordenadas”, una serie que mostrará diferentes temas de la actualidad, dentro de un contexto que ella misma ha preparado.

Pero, si hubo algunas cosas salientes y de color en el curso de la entrevista, no fue solo hablar de las elecciones de este domingo , sino recordar que, cuando Macri era casi recién nacido, “lo tuve en mis brazos”, dijo la cálida y brillante figura de la televisión a la prensa. El que escribe esta columna tuvo oportunidad de recibir junto con ella y Ricardo Romero, hace pocos días, una trascendente distinción del Senado de la Nación.

Pero en el saludo de Presidencia recordamos cuando este cronista salía al aire, por teléfono con ella, en el noticiero de Teleonce. Como dijo la visitante con esa suavidad que la caracteriza y su talento imborrable: “Hay momentos que no se olvidan”. Gracias, Pinky, por estar.

Volvemos en siete días, y por Crónica HD cambiamos de día y de hora: estaremos todos los sábados a partir de las 21:30, durante treinta minutos, junto a Jorge Cicuttin. A votar, señoras y señores, por aquellos que tienen como objetivo el bienestar del pueblo. Abrazos. 

Ver más productos

Santa Margarita María Alacoque, en el recuerdo de la iglesia católica

La iglesia recuerda hoy a Santa Margarita María Alacoque

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

El Presidente llamó a jefes provinciales y dirigentes, ¿para qué? (Archivo).

El misterioso llamado de Macri a los gobernadores previo al debate

Francisco sacó al jefe de su custodia

Francisco sacó al jefe de su custodia

Ver más productos