En el oeste del conurbano bonaerense se encuentra ubicado uno de los pulmones verdes del Gran Buenos Aires, el Municipio de Ituzaingó. Un distrito con 150 años de historia y con un gran recorrido en materia ambiental, caracterizado por sus espacios verdes y las zonas ecológicamente protegidas que dan el marco a una ciudad que sigue creciendo siguiendo los criterios de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Ejemplo de estas acciones es el denominado Programa “Ituzaingó Separa en Casa”, un servicio de recolección domiciliaria de reciclables que ya alcanza a más de 80 mil vecinos y vecinas del distrito. Programa que, según anunció recientemente la gestión municipal, incluirá desde el mes de agosto a los y las habitantes de los barrios Procrear, Las Cabañas, Los Cardales y Villa El Jagüel.

Al respecto de este anuncio, el Jefe de Gabinete, Pablo Descalzo, comentó: “Ituzaingó es una ciudad verde, rodeada de naturaleza. Esta es una de las tantas características que nos distinguen y que los vecinos y vecinas tanto amamos. Estamos convencidos de que las grandes transformaciones son colectivas, por eso una de las tareas fundamentales que tenemos que llevar adelante desde el Municipio es la concientización para que cada vez sean más las personas que se sumen a estos programas e incorporen hábitos sustentables en sus hogares”.

Según cifras del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable, cada habitante produce en promedio 1,15 kilos de desechos diarios, de los cuales se calcula que el 50% podría ser reciclado. A través del Programa “Ituzaingó SePaRa” se recolectaron más de 600.000 kg de reciclables en el año 2021 y más de 4.500.000 kg desde que se implementó el mismo.

Los residuos que son recolectados a través de este programa son enviados a destinos sustentables donde son reciclados, generando fuentes de trabajo de la economía circular o bien, se transforman en madera plástica, como el caso de las Eco-botellas, que son tratadas por la empresa “4e” a través de la Fundación “Llená una botella de amor Argentina”. 

Con respecto al aceite vegetal, el Municipio también cuenta con un programa destinado al reciclaje, denominado Plan BIO. A través de un convenio con la empresa RBA Ambiental, se recolecta el aceite que desechan los locales gastronómicos adheridos al programa y el que lleva la comunidad a los centros de acopio .Gracias a este programa, ya se pudieron reciclar más de 30.000 litros de AVU para su conversión en biocombustible. 

Al respecto de estas políticas, Pablo Descalzo sintetiza: “La única manera de lograr el futuro que deseamos es involucrándonos. Por eso en Ituzaingó estamos convencidos de que el camino hacia una ciudad más sustentable se logra a través de políticas públicas concretas pero sobre todo gracias a la participación de nuestros vecinos y vecinas.

Ver comentarios