El Tribunal en lo Criminal Nº 3 de Jujuy inició un nuevo juicio contra la dirigente social Milagro Sala, el abogado Alberto Bellido y el empleado judicial Marcos Romero por la supuesta "sustracción y destrucción" de un expediente de la justicia provincial en diciembre del 2009.

En este marco, las audiencias comenzaron con sorpresas: el testigo Jorge Luis Ruiz, quien declaró bajo juramento, relató los ofrecimientos que le hicieron desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA) a cambio de denunciar a Bellido y contó cómo tras haberse negado fue víctima de ocho asaltos, entre otras intimidaciones.

Allí, Ruiz declaró que recibió ofertas para recuperar su trabajo en el Poder Judicial por parte de los secretarios de los Fiscales Osinaga y Rondón, Juan Carlos Davalos y Joaquín Campos, todos a la orden del fiscal general Sergio Lello Sanchez.

"Un funcionario del Ministerio Público de la Acusación (MPA) me dijo personalmente que si declaraba a favor de ellos volvería a trabajar", aseguró Ruiz, para luego contar que se quedó sin trabajo tiempo después del robo del expediente y que además sufrió varios episodios de violencia: "Me metieron preso dos veces", señaló.

 

"Me han tendido una cama"

Ante la el pedido de que amplíe sus declaraciones, Ruiz afirmó"Me han tendido una cama con el doctor, el fiscal general Sergio Lello Sanchez porque no me prendí en la corrupción". Luego, agregó: "En febrero de 2019 él va y me ofrece eso, salimos afuera y me dice: Querés ser secretario? Y si, me gustaría, le digo. Pero hay que voltearlo a Alberto Bellido, me contestó".

"Él fue con esa proposición y yo le dije mira metetelo en el culo (sic), yo voy a ser secretario por mi propio derecho", afirmó el testigo frente al Tribunal."Yo quería trabajar, no soy gato, no soy corrupto. Estoy formado así y agradecido", remarcó.

 

En este marco, al término de la exposición, el abogado de Bellido, Juan Cabezas, pidió que se investigue la declaración de Ruiz "ante la posibilidad de una extorsión o un cohecho derivado de un funcionario del Ministerio Público de la Acusación" a la vez que el propio Bellido pidió que se investigue "la conducta delictual de los abogados Dávalos y Campos".

En tanto, el fiscal Osinaga solicitó que se extraigan copias de la declaración de Ruiz y se remitan al fiscal de turno, para que se investigue lo que calificó como un presunto "hecho de gravedad". La jueza y presidenta del tribunal, María Nallar, por su parte, dijo que se investigará el hecho, el cual -afirmó- "se va a definir juntamente con el veredicto".







 

Ver comentarios