El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, envió en las últimas horas a la Legislatura provincial una serie de proyectos de ley para poner en marcha un régimen simplificado de Ingresos Brutos e instrumentar dos nuevos planes de pago impositivos para regularizar deudas con quita de intereses, destinados a contribuyentes y empresas afectadas por la pandemia.

"En el marco del plan de reactivación productiva que anuncié en la Asamblea Legislativa el 1 de marzo pasado, envié tres proyectos a la Cámara de Diputados que tienen que ver con una moratoria y un cambio en el régimen para monotributistas", dijo este viernes el mandatario bonaerense.

Explicó que el primero de los planes se centrará en los tributos patrimoniales y abarcará deudas devengadas o vencidas durante 2020 de los impuestos Inmobiliario, Automotores y Embarcaciones Deportivas.

El plan de pagos abarcará a más de tres millones de contribuyentes y cinco mil empresas. Las multas, intereses y recargos, serán condonadas de manera segmentada, "en función de la capacidad de pago del contribuyente, lo que implica que recibirán mayores beneficios quienes fueron más afectados", dijo el gobernador.

El segundo de los planes de regularización se orientará a agentes de recaudación que no ingresaron fondos retenidos en sus operaciones con contribuyentes de Ingresos Brutos, beneficiando a alrededor de 3.800 empresas, en su mayoría pymes. Abarcará aquellas obligaciones de Ingresos Brutos y Sellos devengadas o vencidas al 31 de diciembre de 2020 e incluirá la condonación de multas, intereses y recargos, también segmentada según el tamaño de la empresa. 

Kicillof dijo que además elevó a la Legislatura una propuesta para implementar el régimen simplificado de Ingresos Brutos, lo que "beneficiará a alrededor de un millón de monotributistas a quienes, una vez implementado el programa, ARBA ya no les aplicará retenciones como pago a cuenta del tributo". Esos contribuyentes, además, "tendrán la ventaja de dejar de presentar declaraciones juradas mensuales" y sólo deberán pagar una cuota fija, según su categoría de monotributo. Con esto se mejorará la cobrabilidad para la Provincia, mientras que la operatoria para los contribuyentes será más sencilla.

Fuente: Télam