Luego de que se levantó la sesión en la Cámara de Diputados en la que se buscaba aprobar la reforma previsional, la CGT confirmó que no se realizará el paro previsto para este viernes. 

La medida de fuerza se realizaría en caso de que se apruebe el proyecto. Ya que se levantó la sesión, el paro quedará expectante por si se vuelve intentar tratar la reforma. 

La CGT convocó de urgencia para las 18, al consejo directivo, para evaluar la jornada de este jueves y el eventual levantamiento del paro general convocado para este viernes, ante la suspensión de la sesión parlamentaria, según informaron varios dirigentes que integran la conducción de la central obrera.

Bancarios levantan el paro

El Secretariado General Nacional de la Asociación Bancaria (AB) que lidera Sergio Palazzo suspendió el paro general nacional previsto para mañana ante "la no aprobación de la ley jubilatoria", aunque ratificó el estado de alerta y movilización del gremio ante la posibilidad de que el debate se lleve a cabo el miércoles 20.

El gremio exigió "el retiro de ese proyecto y de las iniciativas de reformas laboral y tributaria", informaron este jueves Palazzo y el secretario de Prensa, Eduardo Berrozpe.

La Bancaria, que integra y conduce la Corriente Federal de Trabajadores (CFT), también ratificó el estado de movilización en el Banco de la Provincia de Buenos Aires (Bapro), en cuyas sucursales los trabajadores cumplen hoy un paro general hasta la medianoche.

"Los diputados nacionales deben ser los representantes del pueblo y no pueden traicionar sus intereses. La reforma previsional es la cara más cruel del ajuste -que también integran las iniciativas laboral y tributaria- sobre los derechos de los trabajadores, quienes hoy salieron a decirlo en las calles, no obstante la inaceptable represión", puntualizaron.

El gremio sostuvo que "la multitudinaria presencia popular en las calles provocó la  suspensión de la sesión que pretendía forzar el tratamiento de la ley previsional".

En relación con la protesta que se realiza este jueves en el Bapro, los dirigentes afirmaron que en el ámbito bonaerense el paro y la movilización de los trabajadores bancarios provocó la suspensión del análisis de "la liquidación que propuso la gobernadora María Eugenia Vidal respecto del régimen jubilatorio" vigente para el personal de esa entidad financiera.