El consejo directivo de la CGT, con la ausencia de "gordos" e "independientes", resolvió por unanimidad su adhesión a la marcha de protesta contra las políticas económicas del Gobierno que hará el gremio de camioneros el 22 de febrero en la Avenida 9 de Julio.

Tras decidir la medida, poco después de las 17 durante la reunión del consejo directivo, el dirigente camionero Pablo Moyano estimó que “será la movilización más grande en la historia del gremio” que lidera su padre Hugo Moyano.

En la conferencia de prensa, junto a su par Carlos AcuñaJuan Carlos Schmid  reconoció divisiones internas ante el faltazo de representantes de los sectores de los  "gordos" y los independientes.

Agregó que va a acompañar a Camioneros y que se va a movilizar el 22 de febrero. También advirtió que los que no estuvieron presentes en el acto de este miércoles tendrán que dar explicaciones. Justificó al secretario Héctor Daer y manifestó que está de vacaciones.

En cuanto a las paritarias, dijo que deben ser libres de cualquier injerencia y manifestó que no acatarán ningún tipo de referencia porque en los años anteriores, cuando se establecieron techos, terminaron siendo desbordadas.

"Todos los sindicatos han manifestado que coinciden con los puntos del documento de Mar del Plata", dijo.