Baradel  adelantó que el martes continuarán las reuniones. (Archivo)

El secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación ( Suteba), Roberto Baradel, definió este viernes como "compleja" la discusión paritaria tras el nuevo rechazo gremial a la propuesta salarial efectuada este jueves por el gobierno bonaerense, y aseguró que la provincia de Buenos Aires "no tiene problemas económicos para acordar salarios dignos" con los docentes.

"El gobierno vuelve a poner una pauta salarial a la baja y a plantear un 15 por ciento de aumento en tres cuotas que implican 625 pesos por cuatrimestre y configuran 1.875 pesos recién a cobrar en noviembre y sin cláusula gatillo", detalló el dirigente gremial luego de la reunión que se realizó este jueves en el Ministerio de Economía platense.

 

En la reunión del jueves, los gremios docentes rechazaron la propuesta de recomposición salarial que les hizo el gobierno bonaerense, la cual incluyó un aumento del 15 por ciento en tres tramos y un reconocimiento anual por presentismo para este año de hasta 6.000 pesos.

En declaraciones a radio AM 750, Baradel explicó que el pedido de los docentes implica "una proyección de inflación más realista" y "superior al 20 por ciento, con un 4 por ciento de recuperación del salario de 2016 que aún adeudan más la cláusula gatillo".

Frente a ese panorama, el titular de Suteba adelantó que el martes continuarán las conversaciones para acercar posiciones.

"Apostamos a que comiencen las clases (el 5 de marzo) y esperamos que la gobernadora María Eugenia Vidal esté a la altura de las circunstancias", remarcó consultado por el inicio del ciclo lectivo.

Según Baradel, la provincia de Buenos Aires "no tiene problemas económicos porque cuenta con más de 40 millones de pesos" y aseguró que "no tiene inconveniente para poder acordar una paritaria con salarios dignos", tras recordar que "el año pasado la gobernadora dijo que un docente debería cobrar 40 mil pesos".

Sobre el plus por presentismo a los docentes que durante todo el año tengan asistencia perfecta, el dirigente docente rechazó que "se castigue a quienes están enfermos" y sostuvo que "es una gran injusticia y configura una práctica desleal. Lo que tienen que sancionar es el abuso, la ilegalidad y las faltas injustificadas", dijo Baradel.

Por otra parte, confirmó una nueva reunión para este viernes con autoridades del Ministerio de Educación para abordar el cierre de las escuelas de islas y rurales.

"Tienen una concepción de que la educación es un gasto y no una inversión y utilizan como argumento para el cierre la 'optimización de recursos' pero el Estado tiene que asistir en los lugares donde las familias están aisladas", afirmó sobre el cierre de 39 escuelas rurales y ocho en la isla de Tigre a pocos días de comenzar las clases.

En cuanto al futuro del sindicalismo en la Argentina, luego de la movilización del pasado miércoles convocada por el gremio de Camioneros y donde confluyeron diferentes sectores, Baradel se mostró "muy entusiasmado" por la respuesta "multitudinaria" ya que "dio paso a establecer un nuevo nucleamiento sindical en la Argentina".

En ese marco, adelantó que la semana próxima habrá una nueva reunión "evaluativa y para ver los pasos en el camino de la unidad".