Por Luis Mendoza 
lmendoza@cronica.com.ar 

En su primera reunión cumbre del año, la Unión Cívica Radical ratificó su alianza en Cambiemos y llamó a "dar un salto de calidad" en la gestión de gobierno hacia 2019, exhibiendo "más resultados" en materia económica. "Para 2019 necesitamos mostrar más resultados, como elevar la calidad del empleo, sostener un nivel de consumo fuerte, bajar la inflación y destinar la deuda a infraestructura y no a gastos corrientes", dijo Alfredo Cornejo al término del encuentro, en su debut como presidente del Comité Nacional de la UCR.

En conferencia de prensa que ofreció en el salón Olimpo 1 del Hotel Savoy, junto a los presidentes de los interbloques de Cambiemos en el Senado, Luis Naidenoff, y de Diputados, Mario Negri, el titular de la UCR y gobernador de Mendoza sintetizó que hubo un "balance positivo de los dos años de gestión y de participación" en la coalición oficialista.

En el encuentro realizado durante toda la jornada, hubo paneles sobre política exterior, con exposiciones de Carlos Pérez Llana y Pedro Villagra, y de economía, a cargo del ex ministro Alfonso Prat Gay y del presidente del Banco Nación, Javier González Fraga, entre otros especialistas. También estuvieron los gobernadores de Jujuy, Gerardo Morales, y de Corrientes, Gustavo Valdez.

Cornejo explicó que se delineó una agenda parlamentaria para 2018 y de acompañamiento de este proceso "en apoyo a la línea gruesa que venimos trabajando con el gobierno nacional y los tres partidos de la coalición y creemos que es un sano ejercicio democrático. Difícilmente haya otro partido en la Argentina que se tome el trabajo de deliberar con sus principales autoridades todo un día", agregó.

El presidente del Comité Nacional de la UCR, que este miércoles deliberará en su sede partidaria, destacó que la gestión de Mauricio Macri, "con gradualismo y sin un ajuste severo, ha estabilizado la economía".

El caso Gilligan

Cornejo puso de relieve la decisión de Valentín Díaz Gilligan de renunciar a la Subsecretaría General de la Presidencia, después de conocerse que ocultó una cuenta con 1,2 millón de dólares en Andorra, a nombre de una empresa privada. "En el gobierno de Cristina (Kirchner) se tapaban los actos de corrupción, se perseguía a los periodistas que escribían sobre esos hechos de corrupción y se castigaba a los jueces que debían investigarlos. En nuestro caso, (los funcionarios) proceden a la renuncia", destacó.