Por Francisco Martirena Auber 
@martirena74

Luego de un encuentro que tuvo momentos de tensión entre la Unión Industrial Argentina ( UIA) y el gobierno, la central fabril tomó la decisión de viajar a Bruselas para acompañar y controlar la negociación entre el Mercosur y la Unión Europea (UE), del 29 de este mes al 6 de diciembre.

La postura adoptada por la cúpula de la UIA en las últimas horas, frente al temor de que se avance en la firma de un documento comprometedor para la industria, fue revelada  a Crónica por al menos tres fuentes de la entidad “madre”. “El gobierno nunca nos invitó a participar de las cumbres anteriores y eso nos llena de una gran incertidumbre, además de la falta de datos que tenemos”, relató un alto directivo.

Sin dudas, el jueves no fue un día más en la relación Gobierno- UIA. En el seminario organizado en la sede de avenida de Mayo, hubo innumerables cuestionamientos sobre las demandas de la UE y en relación con lo que calificaron como “un apuro incompresible del Mercosur por firmar algún tipo de acuerdo, cuando no hay prácticamente nada claro para nosotros ni cerrado”, agregó otro empresario.

“Vamos con toda la tropa. Autoridades y técnicos volarán a Bruselas para ver in situ todo lo que se dialogue. No queremos más sorpresas ni incomunicación”, dijeron. El secretario de la UIA, Alberto Álvarez Saavedra, apuntó el jueves al “secretismo” imperante y dijo que “no hay que sacarse las pilchas”.