El Índice de Precios al Consumidor de la Ciudad de Buenos Aires (IPCBA) fue del 7,7% en julio último y acumuló un 44,1% en los primeros siete meses del año. La medición interanual, a su vez, quedó en 69,2%.

El dato mensual mostró así un aumento de 2,6% respecto de junio, cuando el índice general de precios había marcado un incremento de 5,1% en el distrito porteño. En tanto, la trayectoria interanual del indicador creció 7,4% sobre el nivel del mes previo.

'Alimentos y bebidas no alcohólicas' promedió una suba de 7,7%, contribuyendo con 1,36 puntos porcentuales a la variación mensual del IPCBA. Al interior de la división, los principales impulsos provinieron de pan y cereales (7,4%); leche, productos lácteos y huevos (8,3%); carnes y derivados (4,5%); y verduras, tubérculos y legumbres (11,3%)”, precisó en las últimas horas la Dirección General de Estadísticas y Censos capitalina.

 

 

¿Qué se espera a nivel nacional?

Estos datos generan gran preocupación para las economías de los hogares y crea expectativa respecto a los números que prevé dar a conocer este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Cronica.com.ar entrevistó este martes al director de Focus Market, el analista económico Damián Di Pace, para conocer las estimaciones al respecto de la consultara que encabeza.

"La Inflación de julio encuentra el aumento más alto en lo que va del año, con un 6,9%. La interanual llega a 68% y tenemos una proyección de 94% para diciembre 2022", dijo Di Pace sobre la base de un relevamiento de la consultora a nivel nacional.

El analista económico Damián Di Pace (Gentileza Focus Market).

Y brindó detalles sobre el incremento de precios de julio. "En el caso de alimentos y bebidas, es de 7,4%. Para el caso de los alimentos de canasta básica, los aumentos son superiores al promedio, por encima del 8%. En este mes se registraron subas por encima del promedio en recreación y cultura; hoteles y restaurantes; y esparcimiento en el contexto de vacaciones de invierno", expresó.

"A su vez, hubo aumentos en el sector educación por subas en los colegios privados en Capital Federal", completó.

El especialista sostuvo que la variación de precios en bienes durables como informática, electrónica y electrodomésticos, así como insumos como plástico, papel y adhesivos, "en julio fue la mayor de lo que va del año".

"Es probable que las industrias, en muchos casos, aún cuenten con niveles de stock porque hubo adelanto de importaciones intentando anticiparse a una potencial devaluación o restricción en los cupos de acceso al mercado único y libre de cambios o brechas en la cotización paralela como estamos viendo", estimó.

 

 

Advertencia sobre una escalada de precios mayor aún

El analista económico advirtió que "los precios en el mercado interno se comienzan a posicionar más mirando la brecha que el tipo de cambio oficial (del dólar), sobre todo en aquellos insumos que pasaron de licencias automáticas a no automáticas".

Argumentó que eso ocurre porque los empresarios "ven probabilidad de inconvenientes para reponer su stock presente".

Y, por último, manifestó: "Es fundamental ir hacia una tranquilidad en el mercado cambiario. Muchas empresas no están otorgando precios nuevamente y tienen paralizadas operaciones".

El top ten de los productos con mayores aumentos entre enero y julio 

1) Pañales: 123,5%

2) Huevos: 95%

3) Caldos: 76,7%

4) Azúcar: 76,3%

5) Rollo de cocina: 72,8%

6) Harina 72,2%

7) Pan de molde: 72%

8) Papel higiénico: 69,6%

9) Cereales: 69,4

10) Yogures 69,1%

Fuente: Focus Market

Ver comentarios