Por Luis Mendoza 
lmendoza@cronica.com.ar 

Después de los abrazos y gestos amistosos con referentes legislativos del oficialismo por la media sanción en Diputados de la legalización del aborto, la oposición dura buscará instalar esta semana en el Congreso el debate por el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y la marcha de la economía en general.

La primera movida fue del bloque del Frente para la Victoria-PJ, que pidió una sesión especial para mañana a las 11, a fin de tratar un proyecto de resolución presentado por la diputada Fernanda Vallejos, de rechazo al acuerdo del gobierno con el FMI. La oposición insistirá, además, en exigir que el documento suscripto por el gobierno con el organismo internacional de crédito, sea debatido en el Parlamento.

En la iniciativa, formalizada el jueves pasado por Mesa de Entrada de la Cámara baja, se cuestionan "todas las condicionalidades" incluidas en el acuerdo, entre las que se mencionan "las políticas social, laboral, previsional, sobre la política monetaria, cambiaria, sobre las autonomías provinciales y sobre las decisiones de futuros gobiernos".

En el texto, se pronunciaron por "rechazar enfáticamente el acuerdo alcanzado entre las autoridades del Poder Ejecutivo Nacional y el Fondo para la toma de un empréstito Stand By por 50.000 millones de dólares, equivalente al 1.110% de la cuota de Argentina en el FMI, el cual no recibió debido tratamiento de este Congreso de la Nación conforme prescriben los Artículos 4; 75 y 19 de nuestra Constitución Nacional".

La diputada Vallejos dijo ayer a Crónica que "es inadmisible que un gobierno al que le queda menos de la mitad de su mandato, que a la luz de su política y lo que dicta la opinión pública, es irreelegible, pretenda tejer acuerdos a espaldas del pueblo y las instituciones, queriendo imponer condiciones al gobierno que lo suceda en 2019".

Adelantó el rechazo de ese espacio opositor "al avance del Poder Ejecutivo sobre potestades que son propias del Congreso" y agregó que el presidente Mauricio Macri "está desconociendo la Constitución". Desde Concordia, donde realizó actividad partidaria, el jefe de la bancada kirchnerista, Agustín Rossi consideró que "todo lo que hizo" en materia de política económica, el presidente Mauricio Macri "está mal" y sostuvo que "el modelo económico del Gobierno es más deuda y más ajuste".

"Nosotros tenemos que construir una alternativa y llevar un mensaje de esperanza al pueblo argentino". "Estamos en un difícil momento que exige solidaridad, esfuerzo y organización para que la derecha deje de gobernar en la Argentina en 2019", expresó.

La Anses, en la mira

En conocimiento de la letra chica del entendimiento con el FMI, se incorporó otro proyecto de protección del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Anses.Se conoció que la diputada nacional Luana Volnovich (FpV-PJ) presentó un proyecto de ley en ese sentido, frente a las versiones sobre la presunta decisión del gobierno de desprenderse de las acciones que componen el fondo.

Explicó que desde hace dos años vienen alertando sobre "el desguace previsional, iniciado con la Ley de Reparación Histórica". Según trascendidos periodísticos, desde el gobierno se evalúa poner a la venta el FGS y recibir fondos frescos para cubrir los gastos de la reparación histórica, a fin de cumplir una de las metas comprometidas ante el FMI.

Consulta popular

Por su parte, el Frente de Izquierda (que se sumará a la sesión especial pedida para este martes) impulsa a través de un proyecto de ley la realización de una consulta popular vinculante sobre el acuerdo con el FMI. Lo formalizaron los diputados nacionales Nicolás del Caño y Nathalia González Seligra, quienes fundamentaron que el acuerdo con el FMI es un pacto que "incluye cláusulas o memorándums secretos y que involucra al futuro gobierno que asumirá en 2019".

"Los trabajadores y el pueblo pobre no pueden ser meros espectadores ante este desfalco que pretenden consumar, porque son quienes verán incrementadas sus penurias producto de la profundización del ajuste ante esta nueva entrega al capital financiero internacional", señalaron.

El massismo

Sin pronunciamiento por la movida de esos espacios de la oposición, el Frente Renovador que lidera Sergio Massa, salió a reclamar el cambio de la política económica. A través del diputado nacional Fernando Asencio, el massismo se refirió a los recientes cambios en el gabinete nacional, expresando que "cambian los nombres y los socios, pero no las políticas".

Puntualizó que los desplazamientos de los ex ministros Juan José Aranguren y Francisco Cabrera y del ex titular del Banco Central, Federico Sturzenegger, "no sirven de nada si no cambian las políticas económicas". Desde ese mismo espacio, la diputada Cecilia Moreau dijo que "si el Presidente no revisa la política de tarifazo en los servicios y el plan económico y energético, es un empleado que se va para que venga otro".