Para el consumo el 2020 fue letal porque la economía se desplomó un 9,9%, según el INDEC. Para este año, el Gobierno de Alberto Fernández espera un crecimiento cercano al 6% ó 7% y eso podría inyectarle "anabólicos" a las ventas, las cuales representan el 75% del total del PBI.

El dato de junio, con un repunte del 8,6%, alentó expectativas aunque, por supuesto, no alcanzó para compensar el desplome que vienen arrastrando las ventas, aseguran los comerciantes.

La proyección surge de una encuesta de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) que publicó este fin de semana. Allí también se advirtió que se mantuvo un 16% por debajo del mismo mes de 2019 antes del Covid-19. 

Las ventas de electrodomésticos, ropa (especialmente deportiva) y computadoras e impresoras tuvieron un repunte del 11% en el primer trimestre de este año. Sin embargo, lo que más preocupa es lo que pasa con alimentos y bebidas porque afecta a los sectores más vulnerables.

Con todo, en el primer semestre de este año, el consumo según datos oficiales cayó más de 8%. Eso va de la mano de la inflación y las paritarias. En todas las encuestas la preocupación por el rumbo económico y el empleo están primeras en la lista. Todo, además, en año electoral.

Los "anabólicos" de Alberto Ferrnández 

Entre los "anabólicos" para el consumo que prepara el Gobierno de Alberto Ferrnández, acaba de informar que la Secretaría de Comercio que conduce Paula Español, se sumaron lácteos al Mercado Federal Ambulante. Es decir, además de las frutas y verduras que ya poseen las ferias de camiones itinerantes que recorren los municipios del Gran Buenos Aires.

De acuerdo con la información oficial, los productos lácteos que se agregan son: leche larga vida de 1 litro a $66, queso cremoso por kilo a $450, manteca de 200 gramos a $110, postrecitos a $30, crema de leche de 180 gramos a $77 y dulce de leche de 400 gramos a $80.

Español también negocia con las alimenticias una extensión del programa de Precios Cuidados (que vence el miércoles 7 de julio) y ya tendría la lapicera lista frente a los pedidos de las empresas que quieren autorizaciones para aumentar por encima del 8%.

En los últimos tres meses, la inflación acumulada en alimentos sobrepasó el 10%. Durante abril se había acordado una suba trimestral de solo el 4,8% en promedio, pero el incremento del rubro alimentos y bebidas fue del 4,3% solo en ese mes, según el INDEC. Ahora las consultoras están anticipando un nuevo rebote para julio.

Salario Mínimo y Paritarias 2021

La otra pata de los "anabólicos" para fomentar el consumo en año electoral y de Covid-19 es recuperar el poder adquisitivo del salario. Datos oficiales señalaron que desde fines del 2017, los sueldos se contrajeron un 23% y el 2021 no viene cortando esa racha. Por ejemplo, en abril volvió a caer 0,9%.

Por eso, el Gobierno ya reabrió las paritarias 2021 y se están logrando acuerdos salariales en torno al 40% y 45% de aumentos como en PAMI, empleados legislativos, camioneros, sanidad, entre otros gremios.

El otro tema es que tanto el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, como el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, ya confirmaron que convocarían esta misma semana al Consejo del Salario para aumentar ahora (y no en septiembre como estaba previsto orginalmente) el Salario Mínimo Vita y Móvil que a partir de julio es $ 25.272.

Por A.G.