La Cámara de Diputados debate este martes en un plenario de comisiones un dictamen sobre el proyecto de Ley de Etiquetado Frontal de alimentos, con la que busca el oficialismo acercar esta iniciativa a la votación en la Cámara Baja.

Esta iniciativa, que recibió la media sanción por parte del Senado el pasado 29 de octubre, busca fijar pautas para una alimentación saludable y establece la colocación de una serie de sellos frontales en los envases de alimentos con altos contenidos de sodio, azúcares, grasas saturadas, grasas totales y calorías.

De esta manera, se establece que los alimentos que superen los valores máximos de azúcares, grasas saturadas, grasas totales y sodio, según los límites del Perfil de Nutrientes de la Organización Panamericana de la Salud, deberán incluir en el paquete un octógono negro que así lo advierta.

En tanto que el tamaño de este cartel no debe ser menor al 5% del tamaño del producto y debe estar en la parte frontal.

La campaña es impulsada por el capítulo argentino de la Fundación Interamericana del Corazón (FIC Argentina), la Federación Argentina de Graduados en Nutrición (Fagran), Consumidores Argentinos, la Fundación para el Desarrollo de Políticas Sustentables (Fundeps) y la Sociedad Argentina de Nutrición y Alimentos Reales (Sanar).

Al respecto, la senadora y autora del proyecto de ley, Anabel Fernández Sagasti, destacó que con este proyecto "se busca informar a los consumidores sobre aquellos productos que contengan un exceso de nutrientes críticos que se asocian con el desarrollo de sobrepeso, obesidad y las enfermedades crónicas no transmisible".

Sobre esta línea, la diputada del Frente de Todos Florencia Lampreabe, afirmó que su bloque "tiene la voluntad de dictaminar sin modificaciones el proyecto que viene con la media sanción del Senado, ya que es el que mejor busca proteger la salud de las y los argentinos".

"No es que la ley vaya a solucionar todos los problemas relacionados con la alimentación, pero es una herramienta muy importante porque el consumo de la mayoría de estos productos ultraprocesados está relacionado con la malnutrición afecta sobre todo a los sectores más vulnerables", resaltó.

Apoyo de organizaciones internacionales a la Ley de Etiquetados

La Organización Panamericana de la Salud (OPS), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y Unicef recomendaron apoyar "sin cambios y sin más dilaciones" la sanción del proyecto de ley que establece el etiquetado frontal de alimentos.

Las tres organizaciones de las Naciones Unidas consideraron, en un posicionamiento en conjunto, que, si la Cámara de Diputados sanciona la ley, hará que la Argentina "de un paso sustantivo y ejemplar en la protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes, en la mejora de la alimentación y en la salud pública, previniendo enfermedades, discapacidad y muertes".

En ese sentido, Olga Isaza, representante Adjunta de Unicef Argentina, consideró que "es necesario que las familias puedan contar con información clara que permita entender el contenido de los productos comestibles e identificar los que no son saludables".

A su vez, Paolo Balladelli, representante interino de la OPS/OMS, subrayó que "la mala alimentación guarda una estrecha relación con los factores de riesgo que cada año causan unas 140 mil muertes en Argentina".

"Frente a esta realidad y a la evidencia disponible, se vuelve fundamental implementar medidas como el etiquetado con advertencias sanitarias basadas en el perfil de nutrientes de la OPS. Esta es una herramienta clave para que las personas puedan acceder a la información que les permita tomar las mejores decisiones para el cuidado de su salud", cerró Balladelli.