La líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió , encendió las internas contra Juntos Por el Cambio al compartir unas polémicas declaraciones desde su cuenta de Twitter.  El comentario, que fue difundido y que tomó relevancia en las últimas horas de este domingo, se enmarca dentro de una serie de críticas del ex dirigente del PRO contra Cristian Ritondo, Emilio Monzó y Rogelio Frigerio por su relación con Sergio Massa.

“La imbecilidad, según la Real Academia, es la absoluta falta de entendimiento. Lo que causa escándalo no es el mensajero ni su tono, es su estilo 'poco patriarcal'. Lo que causa escándalo es la verdad. Besos”, sentenció en un tuit. 

En los últimos días, Carrió estuvo en el ojo de la opinión pública por sus dichos contra varios miembros de la oposición, más particularmente contra aquellos dirigentes de Juntos por el Cambio que, desde su punto de vista, podrían tener un vínculo cercano con Sergio Massa.

 

A tal punto despertó el enojo dentro de la coalición, que muchos de los funcionarios nombrados por la Ex Miembro de la Cámara de Diputados se vieron obligados a responder en público y cuestionar sus palabras, complicando aún más la ya delicada relación entre los partidos. 

Más específicamente, la cofundadora de Cambiemos sostuvo que “el año que viene, Juntos por el Cambio tiene que estar conformada por decentes. No puede haber más negocios". A su vez afirmó que, dentro del gobierno, hay una puja entre un sector de la coalición al que denomina como "neo PJ, con Massa y compañía" y el "panrepublicanismo" en el que se incluyó a ella, a Mario Negri, a Macri e "incluso a Patricia Bullrich".

“No dijo nada que no hubiera dicho varias veces, públicamente y en privado”, indicaron en el entorno de Carrió. “Lilita está bien con la mayoría. Dejó claras las discrepancias con nombre y apellido”, reafirmó un dirigente de la Coalición Cívica.

Carrió redobló la apuesta

Yo estoy diciendo verdades antes de tiempo para que haya un gobierno decente de Juntos por el Cambio que gane el año que viene. Si no, no cuenten conmigo. Yo no miento más, no escondo más la verdad, prefiero morirme”, dijo Carrió a Infobae durante la semana.

La líder opositora aseguró que después de sus declaraciones tiene “una tranquilidad de conciencia absoluta” y reconoció: “El peso de mi conciencia me iba a matar. No podía dormir”. “Ahora había que decir la verdad”, sentenció.

Lilita Carrió
Lilita Carrió, otra vez en el ojo de la tormenta.

Yo estoy fuera de todo, no quiero nada. Ahora, ¿cómo hago si me quitan la palabra, la libertad de expresión? Si quieren que me vaya de Juntos por el Cambio no tienen más que pedírmelo. Me desafilió incluso a la Coalición Cívica, pero ¿cómo van a eludir una voz de 35 años en la Argentina?”, sostuvo.

Uno de los que cuestionó a Carrió fue el diputado nacional Facundo Manes, que lamentó la discusión con la referente de la Coalición Cívica. “Me hace ver políticos peleándose entre ellos, totalmente disociados de la realidad argentina“, dijo al pronunciarse sobre las declaraciones de la abogada.

 

 

Estamos dando un espectáculo lamentable. Volvamos al foco, a qué camino alternativo les proponemos a los argentinos”, reclamó el ex ministro de Educación Esteban Bullrich a través de sus redes sociales.

La mayor parte de Juntos por el Cambio criticó a Carrió por exponer la vida interna de la oposición y desviar la atención del verdadero objetivo, que es armar un programa político y económico para volver al gobierno en el 2023.

Ver comentarios