Por Roberto Di Sandro
El Decano | 72 años en la Casa Rosada
rdisandro@cronica.com.ar

Primero, la vida

El presidente Alberto Fernández reunió a todo su gabinete, juntó a los especialistas de la lucha contra el coronavirus y emitió un concepto definitivo y rotundo: “Primero está la vida y luego todo lo demás”. La apreciación contundente se incrustó en todas las figuras que convocó y al propio tiempo le agregó: “La cuarentena seguirá hasta que no haya un muerto más”.

Con palabras firmes y desechando algunas presiones de sectores decididos a retomar diferentes actividades, el mandatario sólo añadió otras dos excepciones a las que rigen: talleres de autos y gomerías.

En principio, mencionaron la actividad física, después se supo que “eso se estudiará”. La cuarentena entra en su tercera faz, que culmina el 26 de abril. Luego seguirá todo mayo y se aconseja llegar a junio y “más allá, si es necesario”. Respecto a cómo se cubre económicamente todo esta inactividad, que sin duda puede acrecentarse si el pueblo no la cumple, el gobierno tomará diferentes medidas y hasta se habla con más frecuencia de “emitir” lo que sea conveniente y se anticipa un impuesto pronunciado para sectores de la sociedad que pueden ayudar en este momento de tanta gravedad que vive la Argentina y, por supuesto, el mundo entero. “A la clase media hay que darle una mano”, insistió el Presidente de la Nación y de allí que ya se apunta a grupos de gran poder económico dentro de las fuerzas empresarias. Describimos a continuación, como siempre, lo que hará el gobierno y lo que tiene “in mente”.

Una idea aceptable

Sin duda, Fernández se propuso gobernar escuchando a todo el mundo. No sólo escuchar “sino poner en vigencia muchas propuestas que son valederas”, repite a cada instante. De allí que ha surgido una idea desde afuera y que llegó a oídos del gobierno, quien tiene ya algunos en funciones: otro “comité de crisis”, pero en este caso “económico”.

La iniciativa que llegó hasta la mesa de trabajo en Olivos nació de un grupo de economistas de diferentes pensamientos, que sirven “para aunar criterios junto al gobierno, en torno a medidas que puedan cristalizarse y aplicarse de inmediato “pero con el consenso de todos”.

Ciertos colaboradores del gobierno ven aceptable la idea, pero claro deberá buscarse un núcleo reducido de diferentes lineamientos políticos. A Olivos llegan diversas propuestas que tienen como contenido ayudar de cualquier manera ante el momento socio-económico que vive la Argentina.

Profunda emoción

Justamente llegó hasta el despacho presidencial de la residencia de Wineberg y Villate, una carta llena de emoción, que sin duda impactó en lo más profundo de los que la leyeron, e inclusive de aquellos que a través de algunos medios la escucharon. Fue la enviada por Eduardo Cai, soldado que luchó en Malvinas, que pertenece a la compañía 503, de La Tablada. Allí este ciudadano ejemplar y héroe de una guerra que nadie podrá olvidar, dona un 10% de su pensión al lugar que proponga el propio Presidente. Además, Cai se pone a disposición del gobierno “para realizar cualquier tarea” y aplaude la intensa tarea de bien común que realiza el mandatario y todo su equipo. Sus frases destacan la necesidad de que “todos, sin banderas políticas ni religiones, estamos a disposición del otro para ayudar en momentos tan difíciles como los que atravesamos”. Este verdadero héroe de las Malvinas termina su carta con tres palabras conmovedoras: “Viva la Patria”.

Urgente apoyo

Las pymes están solicitando el ur- gente apoyo del gobierno en torno a la situación reinante y que va cre- ciendo día a día por la falta de dinero. Por otra parte, la falta de venta ha generado un pedido de la Aso- ciación Amigos de la Calle Corrientes, presidido por el señor Gustavo Luraschi, quien en amplia nota se dirige a las autoridades. Solicita bajar los impuestos y crear alternativas rápidas para recibir el apoyo crediticio conveniente, destinado a movilizar las diferentes áreas de ventas. “Apoyamos todos los por- menores de esta lucha contra el vi- rus que azota al mundo”, destaca, “pero solicitamos diferentes alter- nativas que coadyuven a destrabar situaciones de vencimientos, con las que están sufriendo las peque- ñas y medianas empresa”. Luraschi se ha dirigido, en representación de todos los locales instalados en la tradicional avenida, al Presidente de la Nación, a los ministros de Economía y Producción y a la Secreta- ría de Comercio, anticipando otras premisas que se relacionan con una tarea “conjunta entre los sectores para lograr soluciones”.

Son rumores

Nadie se salva a los rumores. Inclusive atravesando momentos como éstos. Los avivados se “cuelan” dentro de una estructura y cuando menos se espera, zas, destruyen hechos que han sido preparados con honestidad y claridad. Tal lo ocurrido en el Ministerio de Desarrollo Social. Hay una figura que siempre se destaca por esfuerzos y claridad en lo que hace. Se llama Daniel Arroyo, el ministro del área. Allí se descubrió una mala operación y debió echar a 14 funcionarios. En licitaciones para compras, los números se desviaron. Se investigó y bueno, don Daniel debió tomar de- cisiones. La inocencia de este hombre es total y ha recibido el apoyo del Presidente de la Nación, quien dispuso que uno de sus funcionarios de máxima confianza, y brillante figura del gabinete nacional, vigile todas las compras que hace el Estado. Su nombre, Gustavo Béliz, secretario de Asuntos Estratégicos. Desde hace algunos días se está ar- mando una especie de comité para controlar las adquisiciones que se hagan de aquí en más. A poner las barbas en remojo, señores.

Pregunta todo

Los que suelen participar constantemente de las reuniones en Olivos advierten cómo se desempeña el Presidente. “Pregunta todo”, dicen en resumen y “no se queda con la espina de nada”, alegan otros.

Justamente, los infectólogos y especialistas en el virus que azota el mundo lo hicieron saber a los pe- riodistas con los cuáles hablaron. Dos de ellos, Pedro Cahn y Gusta- vo Lopardo estuvieron contestes en señalar esa virtud del mandatario, que se extiende a otros temas muy vinculados con el gran declive que se nota en la economía interna. Hace horas nomás se reunió con todo el equipo económico, sin excepción de figuras y la presencia de algunos especialistas y allí se describió el panorama futuro de poder movilizar al país. Fernández no dejó una sola premisa de lado y requirió la atención a cada minuto de los hombres que comandan la escudería socioeconómica.

Medidas extremas

Se supo, en medio de tantas reuniones -a veces surgen perlitas que no podemos dejar de registrarlas-, que el mandatario habló a solas con el ministro de Salud y los médicos. Allí le dijeron en forma taxativa: “La cuarentena no se va a levantar” y atención: al mismo tiempo insistieron ante el jefe de Estado en ex- tremar más las medidas, confesan- do algunos como “si fuera un toque de queda; debe haber horas en que ni una sola persona se vea en las calles”. Hablaron con toda franqueza teniendo en cuenta que a mediados de mayo vendrá “el pico” del flagelo a la Argentina y “para ese momento debemos estar preparados, como lo estamos haciendo hoy y quizás con mayor intensidad”, aclaró una voz que se acercó a Crónica.

“No somos tontos”

El grupo socioeconómico recibió instrucciones del Presidente: “No somos tontos”, lanzó como frase inicial de una de las tantas reuniones en Olivos y mientras apuntaba su jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, fue rotundo al decir: se pondrá en vigencia, con “todo rigor”, la Ley de Abastecimiento.

Algunos hasta hablaron de prisión, al no cumplir con la ley “y con la palabra que le dieron al gobierno”, sentenció alguien de las primeras líneas gubernamentales. En una entrevista con Paula Español, secretaria de Comercio Interior, el Presidente hizo conocer su pensamiento acerca de nuevas disposiciones para terminar con la especulación.

Mientras tanto, la CGT, a través de Héctor Daer, comunicó al gobierno el propósito de “dar una mano” en lo que hace a frenar los precios y dispondrán de expertos en la materia, que recorrerán las góndolas. Otro encuentro que motivó la atención directa del Presidente fue la forma en que se movilizarán los jubilados de aquí en más.

“Hay que darle toda la ayuda necesaria”, recalcó en varias entrevistas, no sólo con los titulares de bancos oficiales, sino también privados. Dijeron que “le haremos mucho más fácil el cobro y trámites a la gente de la tercera edad”.

Tal refuerzo, en lo que hace a los ancianos, lo anunció el titular de Apops, Leonardo Fabre, quien formuló declaraciones a esta página, para respaldar con diferentes estructuras la acción de gobierno en esta área tan olvidada en los últimos años. Nuestro nuevo encuentro será el próximo domingo y desde este humilde rincón de noticias y comentarios deseamos a todos Felices Pascuas.

Ver más productos

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

El detrás de escena de Alberto Fernández

El detrás de escena de Alberto Fernández

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Ver más productos