El juez de la Corte SupremaJuan Carlos Maqueda, sufrió este domingo una descompensación
cardíaca mientras almorzaba en un restaurante de Recoleta
,
por lo que debió ser llevado en ambulancia hasta el hospital Juan A. Fernández, donde su estado de salud fue estabilizado.
De allí lo derivaron al Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento (IADT), en el que en horas de la noche se encontraba en observación.

El magistrado se encuentra internado en el Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento (IADT). Está "compensado", según confiaron fuentes cercanas a Crónica

Cabe destacar que le quedan 48 horas por el procedimiento de observación de rutina. La Corte Suprema, desde el 24 al 31, queda a cargo Carlos Rosenkrantz, como estaba acordado en forma previa.

Entre el 15 y el 31 de enero, mientras trascurre la feria judicial de verano, Maqueda había sido designado como autoridad. Es decir, era responsable de resolver los temas urgentes que requerían la atención del máximo tribunal. El funcionario, de 72 años, forma parte del máximo tribunal desde hace dos décadas y ya había sido hospitalizado por problemas cardíacos.


De hecho, tiene tres stent y, ahora, los médicos evalúan los pasos a seguir con el juez que integra la Corte Suprema junto a Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz y Ricardo Lorenzetti.

Antecedentes de salud del Juez de la Corte Suprema, Carlos Maqueda

El 24 de septiembre de 2014, durante una recepción celebrada en la Embajada de Italia, Maqueda sufrió un desmayo y rápidamente fue trasladado en una ambulancia del SAME hacia el IADT, ubicado en la calle Marcelo T. de Alvear al 2300.

Diez años antes, el juez de la Corte Suprema había sido sometido a una angioplastia con colocación de endoprótesis, a causa de una dolencia que presentaba. En ese momento, los doctores habían informado que el motivo de la internación del magistrado era un chequeo médico.

Sin embargo, más tarde confirmaron que se le había detectado un problema en el sistema cardíaco, tras aclarar que no se trató de “nada de gravedad”. “Luego del examen clínico y de los análisis correspondientes, se le practicó un cateterismo cardíaco. Al comprobarse la existencia de lesiones coronarias, se le realizó una angioplastia con colocación de endoprótesis”, señaló entonces el médico Guillermo Cassella.

Apenas dos meses más tarde de aquel episodio, Maqueda tuvo que ser internado otra vez por una descompensación cardíaca, luego de haber sufrido un escrache en su domicilio. En ese caso, el episodio que influyó sobre el estado anímico del magistrado y obligó a ingresarlo a un sanatorio se produjo cuando ahorristas, que se identificaron con el grupo del actor Nito Artaza se concentraron frente a la casa del juez. Ante la tensa situación generada, la policía decidió trasladarlo por razones de seguridad.