En las últimas horas, la diputada Elisa Carrió fue protagonista de una ola de expresiones bochornosas sobre el delicado caso que atraviesa a la sociedad argentina, y que es la búsqueda del joven Santiago Maldonado, desaparecido luego de una violenta represión por parte de Gendarmería, durante un conflicto mapuche en Chubut.
 
Cuando "Lilita" tuvo la oportunidad de explicar por qué había dicho que el joven artesano podría estar en Chile, la política chaqueña deslizó que fue un comentario optimista y que la gente terminará pidiéndole perdón: "El tema es que lo queremos con vida. Rezo porque ( Santiago Maldonado) esté con vida. Ese día me van a pedir perdón porque no hablo en vano. Yo investigo. Lo que uno aspira es a encontrarlo con vida. Hay una aspiración a lo necrológico. Una jactancia de eso", sostuvo en una entrevista con el programa 'Periodismo para Todos'. Sin embargo, dos días después, en el programa 'Los Leuco', y casi dándole una segunda oportunidad, se le preguntó si se arrepentía de lo dicho en el debate de TN, sobre Santiago, y respondió con contundencia: "No".



"Es como Walt Disney"


"Ojalá no haya cuerpo"

Si llega a ser Santiago, "lo encontró el Estado"


La semana pasada, la candidata a diputada nacional por Cambiemos, en la Ciudad, deslizó que Maldonado podía llegar a estar en Chile. Comentario que fue repudiado por millones de personas.

Como cualquier otro funcionario, la doctora Elisa Carrió tiene el deber de brindar información al Estado y denunciar cuestiones de orden público que afecten a la sociedad.

Demonizando al mapuche

Comparó el caso Maldonado con el testigo Julio López