En el desdoblamiento de los empleos registrados, la mejora del 26,5 por ciento se produjo por el incremento de 27,3 por ciento en los salarios el sector privado y del 25 por ciento en los del sector público, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos ( INDEC).
El índice de salarios según el INDEC
El crecimiento del 27,5 por ciento del índice salarial del año pasado representa una mejora neta de 2,7 puntos porcentuales en términos de mejora si se traza la comparación con el 24,8 por ciento de inflación que se registró en 2017.

El porcentaje de mejora anual se precisó tras la difusión del Indice de Salarios de diciembre que verificó un incremento de 1,1 por ciento respecto al mes anterior como consecuencia de la suba en los salarios registrados de 0,6 por ciento y de 2,9 por ciento en los privados no registrados.

El Índice de Salarios analiza la evolución de los sueldos que se pagan, sin ponderar cantidad de horas trabajadas, descuentos por ausentismo, premios por productividad y todo otro concepto asociado al desempeño de los individuos.

La mejora salarial del año pasado está en línea con el Reporte del Trabajo registrado recientemente difundido por el Ministerio de Trabajo, a través de la Subsecretaría de Políticas Estadísticas y Estudios Laborales.

Este trabajo, aglutina a los trabajadores registrados en alguna modalidad de ocupación, incluyendo asalariados privados, públicos y de casas particulares, como así también monotributistas y autónomos.

El mayor crecimiento interanual de empleo se da en empresas de entre 10 y 49 trabajadores (pequeñas empresas), tanto en aglomerados del interior como en el Gran Buenos Aires.

Las expectativas empresarias netas para los siguientes 3 meses se ubicaron en 6 por ciento, de acuerdo al relevamiento efectuado por el Ministerio de Trabajo.

La variable laboral no solo mejoró en términos de la evolución en el nivel de empleo y el índice salarial, sino también se perciben avances en la cantidad de empleos registrados.

En el sector privado, en noviembre se sumaron 161.000 trabajadores más que en noviembre de 2016 y se aceleró la incorporación de trabajadores en ese sector a un ritmo de 1,9 interanual.

Uno de los sectores más pujantes en la generación de empleo es la construcción, que hasta noviembre mostraba una ocupación de 460.428 puestos de trabajo, con un crecimiento del 11,8 por ciento.