Los sucesivos tarifazos de gas y electricidad continuarán hasta el segundo semestre de 2019, con incrementos por encima de la inflación, confirmó el ministro de Energía, Juan José Aranguren. Pero el polémico funcionario lo dijo de manera menos desagradable: “A partir del segundo semestre de 2019, el gobierno se ha propuesto cumplir con la ley y que solamente haya a partir de ese momento aumentos por el índice inflacionario, conforme lo dice el marco regulatorio”, explicó Aranguren en declaraciones a Radio La Red.

En concreto, se trata de que el cronograma de disminución acelerada de los subsidios, que implica subas por encima de la inflación, tiene cuerda para casi los dos próximos años. En cuanto a los que entrarán en vigencia en diciembre próximo, detalló que, “en promedio, en todo el país, el gas va a aumentar un 45 por ciento. El aumento irá de 22 a 60 por ciento como máximo, depende la conducta de cada uno de los usuarios”.

Aranguren continuó con que “en el caso de la luz, en todo el país la generación y el transporte aumentan 21 por ciento en diciembre y 13 por ciento en enero, que acumulado da 38” por ciento, detalló. Pero, “en el caso de Capital y Gran Buenos Aires -continuó-, se agrega la segunda cuota de la recomposición de distribución”.

Según el cálculo oficial, “en diciembre, el 90 por ciento de los usuarios van a tener como máximo un aumento de 39 por ciento, y el 10 restante aumentos inferiores a 47 por ciento, y en febrero el 90 tendrá un aumento inferior al 18 por ciento y el 10 restante que más consume, un aumento inferior a 28 por ciento”.