El presidente Mauricio Macri anticipó este sábado que el Gobierno argentino "no va a reconocer" el resultado de las elecciones presidenciales convocadas en Venezuela para antes del próximo 30 de abril.

En los comicios, Nicolás Maduro buscará su reelección y no está habilitada a participar la principal fuerza opositora, la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

"Argentina no va a reconocer esa elección. Maduro ha tomado el pelo a toda la región y al mundo entero; ha generado optimismo con intermediaciones de líderes de todas partes del mundo, pero lo único que ha hecho es seguir avasallando los derechos humanos", señaló Macri durante una entrevista que le concedió a la agencia francesa AFP.

Macri consideró desde París que en los comicios anunciados "no habrá opositores", y que luego el presidente bolivariano dirá que resultó electo de "forma democrática".
 .   
"Ahora dice (por Maduro) que va a haber una nueva elección, sin opositores, y luego dirá que es un presidente elegido democráticamente". 


La Argentina "seguirá reclamando para que Venezuela vuelva a vivir en democracia", enfatizó el jefe de Estado a la agencia gala.

En relación a la eventual aplicación de sanciones contra la administración de Caracas por parte del resto de los países de América latina, Macri aseguró que será "un tema que se seguirá explorando", y descartó que pueda ofrecerse como mediador con el propósito de resolver la crisis política que transita Venezuela.   

"He expresado, tal vez el primero, con contundencia, cuál es mi opinión de lo que está haciendo Maduro, con lo cual no soy la persona indicada para actuar como mediador. A esta altura creo que a él (Maduro) no le interesa nada de lo que se le plantée, él tiene claro que quiere tener un dominio sobre Venezuela por muchos años", fustigó.